i-Buddy, anima tu Messenger

i-Buddy, anima tu Messenger
16 de mayo, 2009

i-Buddy es el complemento ideal para los adictos al Messenger. Un muñequito que interpreta los estados de ánimo de nuestros amigos en un código de colores, gestos y movimientos que seguro divertirán a los más jóvenes, a quienes va dirigido este invento que ya causa furor en medio mundo. Ahora llegan a España de la mano de Memtec, cuestan 20 euros y hay 8 modelos diferentes. ¿Te atreves?

i-Buddy aspira a ser el nuevo Tamagotchi de este 2009. Y la verdad que, después de testearlo con una adicta al Messenger (mi hija) -el complemento ideal para este juguetito- tiene todas las papeletas para ser uno de los gadgets del año. Si Mentec, el distribuidor que ha traído este dispositivo a nuestro país, lo hace bien y alimenta los lineales de las principales cadenas. Tenemos i-Buddy para rato.

Como ya hemos adelantado, i-Buddy es un producto diseñado en China por la firma Union Creations especialmente para los usuarios de Windows Live Messenger (MSN Messenger). Es una representación física de tu compañero de Messenger. Puedes programarlo para que reconozca a una cuenta concreta de tu lista de compañeros, y responde a todos los mensajes y estados emocionales enviados y recibidos.

Es una figurita de 10 cm de alto que se conecta a su ordenador mediante un cable USB. Su pequeño tamaño está especialmente diseñado para que no consuma demasiado espacio en tu escritorio. También se puede enganchar en el monitor gracias a la pinza que se entrega con el gadget. Aunque hay ocho modelos diferentes, inicialmente a España han llegado dos.

Su instalación es muy simple. Sólo tienes que copiar los drivers (sólo para entorno Windows) suministrados, darse de alta en la web con la contraseña que se nos da y empezar a parametrizar los movimientos. El i-Buddy viene con 8 movimientos programados, que representan emociones tales como la felicidad o la tristeza y que son exprimidas por combinaciones de aleteos, giros del cuerpo y parpadeos multicolores. Puedes también programarlo y crear tus propias emociones frente a los emoticones que recibas de tus amigos.

Cuando llega un mensaje instantáneo, i-Buddy reacciona ante los varios emoticonos del mensaje con efectos de luz y movimientos para transcribir el significado de los mensajes de su compañero. El i-Buddy puede girar, iluminarse de 8 colores diferentes, aletear y hacer parpadear su corazón. Viene con gestos predefinidos pero podeos personalizar los nuestros y vincularlas con palabras o emoticonos.

Puedes programarlo para que reconozca a un amigo/a tuyo y reaccione a todos los mensajes que vengan de dicha persona. Su corazón brilla cuando tu amigo se conecta. Se mueve cuando tu amigo te manda un buzz. También se emociona cuando tu amigo te manda un emoticono.

También baila al ritmo de la música que reproduces en Windows Media Player. Además, los más manitas pueden programar su i-Buddy para que reaccione ante cualquier aplicación. Para ello, la interfaz de programación de aplicaciones de i-Buddy está oficialmente disponible en la web de este fabricante. Con unas líneas de códigos puedes tomar el control total de tu i-Buddy: Crea tu propio programa i-Buddy a través de la interfaz de programación de aplicaciones (API) de i-Buddy.

La comunidad i-Buddy busca la viralidad con su nuevo gadget. Por ello, no te extrañe recibir una invitación como esta.

El aspecto social no se ha olvidado tampoco y los poseedores de un i-Buddy tiene su propia comunidad donde descargar nuevas funcionalidades, las cuales podemos crear nosotros mismos con ayuda de un programa que podemos descargar de su web. En la web encontrarás trucos, amigos, tienda de complementos, utilidades…

Estamos convencidos de que la fiebre i-Buddy va a pegar fuerte en nuestro país a pesar de llegar con retraso. Su precio comedido, unos veinte euros, su facilidad de uso y el estar ligado a una aplicación de uso masivo como Live Messenger son sus principales credenciales. ¿Te animas a tener tu i-Buddy?

  • Share This