CUDA demuestra sus poderes

CUDA demuestra sus poderes
18 de mayo, 2009

El compilador de NVIDIA que permite el acceso a computación GPGPU sigue avanzando en su puesta en escena, y poco a poco van apareciendo más y más aplicaciones capaces de aprovechar la potencia de proceso de las modernas GPUs. Este fabricante de tarjetas gráficas lleva la delantera en un mercado en el que AMD y su tecnología ATI Stream también están tratando de despegar. Pero por ahora, NVIDIA es superior en la carrera GPGPU.

 

No hace mucho publicamos en MuyComputer un artículo especial en el que hablábamos de la situación actual del mercado de la computación GPGPU. Este tipo de tecnología permite aprovechar la enorme potencia de proceso de los procesadores gráficos (GPUs) actuales para realizar algunas tareas de propósito general que hasta hace poco solo era posible ejecutar en procesadores (CPUs) convencionales.

 

 

Las conclusiones de aquel artículo eran claras: NVIDIA había empezado antes en este mercado, y esa experiencia le está valiendo para llevar la delantera en una carrera cada vez más interesante. Aunque AMD está tratando de impulsar su propia idea de esta tecnología a través de la tecnología ATI Stream y el impulso del lenguaje OpenCL, por ahora las aplicaciones disponibles están aprovechando el potencial de CUDA, el compilador de NVIDIA para computación GPGPU.

 

 

Lo demuestra una interesante comparativa de Tom’s Hardware en el que se ha desvelado el potencial actual de CUDA en cinco aplicaciones que ya sacan provecho de esta tecnología. Aunque nosotros realizamos nuestras propias pruebas de rendimiento con el codificador de vídeo Badaboom, en el artículo de Tom’s Hardware han aprovechado la aparición de nuevas utilidades que de una forma u otra aprovechan la potencia de computación de las GPUs actuales.

 

 

Las conclusiones son claras: si dispones de la posibilidad de acceder a una gráfica con mayor número de Stream Processors -un concepto que ahora publicitan mucho los ingenieros de NVIDIA-, hazlo, porque aunque su aprovechamiento en esos clientes es por el momento muy limitado, todo apunta a que en los próximos meses un buen número de herramientas aprovecharán cada vez más esta computación. La filosofía GPGPU parece imparable, desde luego.

 

  • Share This