Logitech G35

Logitech G35
18 de mayo, 2009

Logitech completa su gama de producto pensada para gamers con unos auriculares de alta calidad que permiten disfrutar más de los videojuegos. Ofrecen un sonido 7.1 surround, una comodidad excepcional y unos materiales de primera.

Durante unos días hemos probado -y disfrutado- los nuevos auriculares Logitech G35 en nuestro laboratorio técnico con algunos de los títulos más espectaculares del mercado y acompañados del fabuloso Logitech G19, analizado también en MuyComputer. Como con el teclado, teníamos mucho interés en confirmar las buenas impresiones que nos dejaron en la presentación oficial que la firma organizó para los medios especializados.

Como es habitual en Logitech, el cuidado por los detalles comienza por el embalaje. El dispositivo se presenta en una atractiva caja profusamente ilustrada que dejan ver parte del producto. Además de los autriculares el kit incluye un disco de drivers y software, una guía rápida de instalación y tres almohadillas intercambiables para ajustar la diadema a la forma de la cabeza.

La calidad de construcción es sobresaliente. Aunque posiblemente el diseño no sea el punto fuerte de este dispositivo (desde un punto de vista puramente subjetivo, por supuesto), los auriculares son muy amplios, cómodos y más ligeros de lo que parecen, cubriendo perfectamente todo el pabellón auditivo y aislando del ruido exterior. Son fáciles de regular y se sujetan bien sin necesidad sin presionar demasiado (algo clave para no resultar molestos cuando llevemos un buen rato jugando).

La calidad de construcción es excelente.

Las tres almohadillas permitirán una adaptación perfecta para todos los usuarios y suponen un plus de comodidad que no hemos visto en otras soluciones similares. Detalles como el cable USB con cubierta de nylon trenzada (que además de protegerlo evita que se enrede) o los raíles metálicos garantizan que tendremos auriculares durante años, y justifican la diferencia de precio respecto a otros productos.

Sobre el auricular izquierdo Logitech ha situado los controles de volumen, de cancelación de sonido y tres botones programables mediante el software incluido. En la parte trasera tenemos una pestaña deslizante que activa el sonido envolvente. Nos parece muy acertada tanto la disposición como el tamaño de los controles, fácilmente accesibles sin necesidad de quitarnos los cascos.

El micrófono es flexible y totalmente orientable, pero en ningún momento da sensación de fragilidad. Podemos desactivarlos directamente pulsando una tecla y cuando no lo usamos se integra perfectamente en la carcasa y no molestan. De lo mejor que hemos visto en el laboratorio en este sentido.

Para probar los G35 instalamos el software que proporciona Logitech y lo actualizamos a la úiltima versión desde su web (algo recomendable en este tipo de dispositivos). La aplicación permite hacer ajustes básicos y configurar varios perfiles de manera individual. Merece la pena dedicar unos minutos para tener, al menos, uno para jugar y otro para disfrutar de nuestros contenidos multimedia.

La creación de perfiles es muy sencilla con el software incluido.

Como en el caso de la imagen, la valoración de la calidad de sonido de un dispositivo de esta naturaleza es, hasta cierto punto, subjetiva. Algunos usuarios prefieren fidelidad absoluta mientras otros se sienten atraídos por los graves potentes. En nuestro caso hemos probado los auriculares G35 con varias películas y algunos de los videojuegos más actuales obteniendo una calidad de sonido excelente en todos los casos y superior a la de otros competidores que hemos probado.

En el ámbito lúdico el dispositivo que presenta Logitech es de lo mejor del mercado. Jugar a un FPS como Call of Duty 4 con sonido posicional cambia radicalmente la experiencia de juego, y permite un grado de inmersión mucho mayor. El software de Logitech no supone una merma en el rendimiento de la máquina por su bajo consumo de recursos y funciones avanzadas como la posibilidad de cambiar nuestra voz pulsando un botón harán las delicias de los aficionados a jugar on-line. Francamente espectacular.

Reproduciendo sonidos de contenido multimedia como música o vídeos los G35 también se comportan con solvencia y son una buena opción si queremos una calidad de sonido decente sin gastar cientos de euros en un sistema de altavoces multimedia. El sonido es limpio y aunque no tiene la fuerza de un sistema "de verdad", sí que ofrecen unos resultados muy dignos. Además son muy cómodos y no resultan molestos tras usos prologandos como ver una película completa.

Están diseñados para el PC, así que no podremos conectarlos de forma directa a una pantalla de televisión, por ejemplo. Los usuarios que tengan un ordenador conectado a la TV o aprovechen su portátil para reproducir contenidos en la tele sí que pueden sacarles partido en este punto aunque el periférico de Logitech está pensado principalmente para jugar.

Conclusiones

Los auriculares Logitech G35 ofrece una calidad de sonido notable y son realmente cómodos de usar. El precio nos parece razonable, siempre teniendo en cuenta que van dirigidos a un público al que no le importa pagar algo más por un producto sobresaliente y especialmente orientado a sacar el máximo partido de los videojuegos.

La conexión USB y la necesidad de usar un software específico limita su uso al ordenador personal (perdiendo el mercado de las videoconsolas, electrónica de consumo…) pero a cambio ofrecen un rendimiento óptimo y la posibilidad de obtener sonido envolvente en cualquier máquina.

  • Share This