Zotac ION IONITX-A-B/C/E/U

Zotac ION IONITX-A-B/C/E/U
22 de mayo, 2009

La plataforma ION ha llegado en forma de una placa base cuidada en extremo, con un tamaño ultra compacto, pero con una potencia gráfica elevada merced a los gráficos integrados de NVIDIA (GeForce 9400) y un procesador Atom 330. No se trata de la configuración más potente del momento, pero sí de una de las más equilibradas y polivalentes.

 

De todos modos, lo que se busca con la plataforma ION no es la máxima potencia precisamente. En un mundo ideal podría ser posible tener un equipo de altas prestaciones en el tamaño de una caja de un disco duro, pero en la práctica hay limitaciones que impiden que el tamaño y el rendimiento sean dos variables que mejoren al mismo tiempo. En los equipos portátiles la limitación está impuesta por el elevado calor que se genera en su angosto interior. Y en los equipos de sobremesa, por el tamaño que ocupe la caja, que ya no es el típico “monstruo” relegado a los lugares menos visibles, sino un objeto diseñado con mimo y esmero para que encaje en cualquier entorno.

zotac ION perspectiva

 La placa de 17,1 x 17,1 cm, es la mínima expresión, aunque no renuncia a una conectividad excelente ni a un rendimiento superior al de otros productos en su categoría gracias al chipset ION de NVIDIA. El procesador Atom 330 de doble núcleo permite obtener mejor rendimiento que en los modelos de un único core.

 

Zotac ION es la respuesta a las demandas de muchos usuarios en la dirección de obtener el máximo rendimiento en el mínimo espacio, con especial énfasis en el apartado del ocio multimedia y el entretenimiento. A la vista del comportamiento del procesador Intel Atom, parece claro que cualquier solución moderna con estas pretensiones tiene que estar construida alrededor de este procesador, aunque con un chipset mejor que el estándar de Intel para la plataforma Atom: el 945. Sus capacidades multimedia son inexistentes y si se busca un producto multimedia hay que buscar soluciones alternativas. En este caso, la plataforma ION de NVIDIA es la respuesta natural a esta problemática.

 

esquema ion

 ION es un completo sistema de gestión de recursos que complementa perfectamente a los procesadores Atom o cualquier otro compatible pero preferiblemente para escenarios de bajo consumo. Como se puede ver está preparado para interactuar con las más recientes tecnologias y es sumamente modular.

 

El resultado, la placa Zotac ION ITX, que en un primer momento se podrá encontrar en dos versiones: una con un procesador Atom 330 y otra con un procesador Atom 230. En el primer caso se trata de un procesador con doble núcleo Atom, mientras que en el otro, sólo tiene un core. El modelo probado en MuyComputer es el de doble núcleo, con tecnología SMT que hace que en la práctica el sistema operativo vea cuatro núcleos, dos de ellos “virtuales”. En la práctica, se consigue exprimir al máximo el modesto potencial del procesador Intel Atom, aunque siempre dentro de un contexto limitado en cuanto a posibilidades para competir con procesadores de gamas más altas.

 

El procesador Atom está soldado en la placa base, de modo que hay que elegir la configuración deseada antes de comprar la placa.El chipset es de NVIDIA, en concreto el MCP7A-ION, que integra un motor gráfico NVIDIA GeForce 9400M junto con un controlador de memoria DDR2, controladores SATA y eSATA y un número suficiente de puertos USB. Sin olvidar conexión de red Gigabit, ni conexiones multimedia como HDMI o audio multicanal de ocho canales.

zotac ion trasera

 Las conexiones traseras están bien distribuidas a pesar de lo angosto de su tamaño. Destaca HDMI 1.3 y eSATA, de modo que es fácimente integrable en cualquier espacio. Además, compite directamente con otros dispositivos multimedia como los discos duros con conexiones HDMI, a los que supera en versatilidad e inteligencia.

 

Zotac ha hecho un buen trabajo de integración, junto con una tarjeta WiFi de tipo mini PCI integrada en la ranura dispuesta a tal efecto. Las ranuras de memoria son de tipo DIMM convencional, aunque no pasaría nada por tener ranuras de tipo SO-DIMM de portátil. al fin y al cabo es fácil encontrar este tipo de memoria en las tiendas y ocupa menos espacio físico. El mayor espacio lo ocupa un disipador compartido entre el procesador Atom y el chipset, sin que haya conexiones de tipo PCI alguno.

 

El panel trasero sí está bien aprovechado, con toda su longitud ocupada por entradas y salidas, donde está también la conexión para la fuente de alimentación externa. Por cierto, la temperatura que alcanza el transformador AC/DC externo es considerable, con unos 60 grados en algunas zonas. Un apartado que Zotac debería solucionar dimensionando algo más generosamente este componente.

 

zotac ion accesorios

Un completo repertorio de accesorios donde destaca el ventilador, muy silencioso, y la tarjeta WiFi lista para instalar en la ranura mini PCI. De todos modos la tarjeta WiFi es opcional dependiendo del modelo.

 

Para las pruebas, NVIDIA ha proporcionado una caja específicamente diseñada para este tipo de placas mini ITX, el modelo Cupid1 del fabricante Aplus. La placa Zotac encaja perfectamente en ella, y realmente en conjunto ofrecen una solución informática/electrónica de consumo excepcional en cuanto a diseño y prestaciones. En un primer intento, tratamos de instalar el sistema Zotac en la caja sin el ventilador opcional que se encuentra como accesorio en la placa. Sin embargo, tras comprobar que el sistema no completaba la instalación de Windows 7, medimos la temperatura en el disipador que alcanzaba nada menos que 88 grados.

 

Así pues, procedimos a instalar el ventilador un poco asustados, pero lo cierto es que tras este paso, la temperatura en el chipset se mantuvo estable en un margen entre 35 grados y 48 grados dependiendo de la zona de medición y el “estrés” al que se sometiera el motor gráfico. En cualquier caso, el consumo de pico del sistema completo con memoria, disco duro de 1 Tbyte y 7.200 rpm y unidad óptica eSATA fue de 45 W, con valores “normales” de 36 – 38 W. Teniendo en cuenta que el procesador Intel Atom 330 tiene un TDP de 8 W, restan unos 32 W para repartir entre WiFi, unidades de almacenamiento y memoria y el propio chipset ION.

 caja aplus cupid1

 La caja Cupid1 es el complemento perfecto para una placa como esta. Es discreta y elegante, y pasará desapercibida en cualquier sala de estar junto al equipo de música y vídeo. Se echa de menos un mando a distancia.

 

La placa, una vez solventado el problema de la temperatura, funcionó perfectamente usando la salida HDMI como conexión principal de vídeo. Tras instalar los últimos controladores y el software de pruebas, comprobamos que Windows 7 RC1 es un sistema operativo perfecto para esta plataforma, en la que la reproducción de contenidos Blu-Ray no supone un problema gracias a la aceleración del sistema gráfico. Lo mismo se aplica para cualquier archivo multimedia codificado como H.264, VC1, MPEG4, MPEG2 y en general cualquier códec usado habitualmente en la industria del ocio digital.

 

La conexión WiFi es perfecta para instalar el sistema en el salón al lado del televisor, así como la conexión Gigabit Ethernet y la de tipo eSATA. Además, en el frontal de la caja hay un completo lector de tarjetas de memoria, así como USB y audio. La placa Zotac dispone de puertos USB en la propia placa para conectar los “headers” del frontal. El procesador Intel Atom 330 en teoría es compatible con sistema de 64 bits, aunque en las pruebas usamos la versión de 32 bits de Windows 7.

zotac ion superior

Parece mentira que en una superficie tan pequeña quepan todos los componentes presentes en esta placa. El chipset se calienta bastante, eso sí, por lo que será recomendable instalar el ventilador opcional.

 

La BIOS de la placa es completa y permite configurar incluso parámetros relacionados con el overclocking del sistema. No hay demasiado margen de operación, pero se puede intentar hacer una parametrización “a la baja” para tratar de reducir el consumo del sistema al máximo, por ejemplo. Si se sube la velocidad del bus se consigue aumentar la frecuencia de trabajo del sistema, pero la ganancia de rendimiento es marginal.

 

En cuanto a juegos, sin duda se puede afrontar este apartado, pero de forma modesta y limitada. 3DMark Vantage completó el ciclo de pruebas, lo cual implica que la compatibilidad con DirectX 10 está bien implementada, pero el procesador limita mucho el rendimiento, y el chip gráfico es actual, pero limitado en cuanto a unidades de procesamiento de shaders, o unidades de renderizado. El rendimiento total fue de 407 puntos en el modo Performance, una cifra muy modesta para hablar de rendimiento bueno en juegos.

 

La frecuencia de reloj es de 450 MHz y la memoria es compartida, con un ancho de banda limitado. Aun así, es compatible con la tecnología CUDA de modo que tareas como la codificación de vídeo usando el software adecuado (como Badaboom o Power Director 7) o incluso el escalado mediante hardware de contenidos de resolución estándar (mediante software como ArcSoft Media).

 

zotac ion

El manual y los controladores no pueden faltar, pero siempre es conveniente acudir a la página del fabricante en busca de los controladores y la BIOS más reciente.

Conclusión

Zotac ha conseguido integrar en una placa base “mínima” todo un compendio de tecnologías que permiten construir un sistema compacto, económico y versátil que encajará perfectamente en cualquier hogar como equipo para el entretenimiento y las comunicaciones. Los contenidos multimedia son su punto fuerte gracias a la calidad del audio y el vídeo acelerado mediante el motor PureVideo y CUDA del chipset ION. Con aplicaciones como PowerDVD, Media Player Classic, VLC o ArcSoft Total Media Theatre es posible disfrutar de contenidos multimedia con calidades excepcionales. Navegar en Internet, comunicarse mediante messenger o correo o afrontar tareas ofimáticas o de gestión son perfectas para los equipos montados alrededor de la placa Zotac IONITX.

 

  • Share This