Condena por registros en cines

Condena por registros en cines
1 de junio, 2009

Un tribunal canadiense ha condenado a una sala de cine al pago de 10.000 dólares como indemnización por violar la privacidad de una familia que sufrió un registro ilegal a la entrada a la sala en busca de material de grabación de video. Estos registros se están convirtiendo en norma en muchos cines para frenar las grabaciones de películas en los grandes estrenos, cuyo material se cuelga posteriormente en Internet.

Tenía que llegar y llegó. Que sepamos es la primera condena en un caso semejante que desgraciadamente se está produciendo con demasiada asiduidad. El celo para guardar los estrenos cinematográficos fuera de las garras de los internautas, lleva a las salas de cine a comportamientos ilícitos como el que nos ocupa.

Una madre y sus dos hijas fueron al estreno de Shrek 3 en 2007 y sufrieron el ya habitual registro de bolsos y enseres personales en la búsqueda de material de grabación. No encontraron la cámara de vídeo correspondiente aunque sí unas píldoras anticonceptivas de una de las hijas, que la mamá creía casta y pura.

La mamá, entre sorprendida y enojada, demandó a la sala de cine por invasión a la privacidad y un juez canadiense le ha dado la razón. El personal del cine no puede registrar los efectos personales de sus clientes y condena a la sala al pago de 10.000 dólares como indemnización.

  • Share This