Probamos Kingston HyperX T1

Probamos Kingston HyperX T1
3 de junio, 2009

Hace unos días asistimos a la una sesión técnica con la nueva remesa de memorias HyperX de Kingston donde pudimos comprobar, en primera persona, hasta dónde podemos llegar con las Kingston HyperX T1 Series.

Sobre un equipo (un tanto singular) equipado con seis gigabytes en tres módulos de dos se hizo toda una batería de pruebas para demostrar por qué son líderes en el mercado para usuarios expertos en obtener el máximo rendimiento de su PC.

En el laboratorio de MuyComputer ya hemos analizado en profundidad varios productos de la gama HyperX, destacando el pendrive de alto rendimiento Kingston DataTraveler HyperX y los módulos de RAM DDR3. En el evento al que asistimos y de la mano de un experto de la compañía pudimos ver cómo se comportaban las nuevas memorias de la serie T1.

La submarca HyperX es la elección de Kingston para una nueva generación de memoria de alta velocidad especialmente diseñada para los usuarios más exigentes. Estos componentes utilizan módulos específicamente diseñados para aumentar las frecuencias y disminuir latencias al máximo. Cada una se somete a un riguroso banco de pruebas en producción y están garantizadas por la marca de por vida.

Las Kingston HyperX T1 son memorias destinadas a los usuarios más exigentes, amantes de overclocking y dispuestos a llevar cada componente al límite. Incluye los disipadores T1 HyperX Thermal Xchange (HTX), fundamentales en módulos que pueden alcanzar una frecuencia de 2 GHz. y toda una garantía a la hora de aumentar voltajes, frecuencias o realizar timmings más ajustados sin problemas de calor. Adrien Vieaud, ingeniero de Kingston, nos ofreció una espectacular demo llevando al límite a los módulos que mostraron su excelente rendimiento bajo condiciones de overclocking.

En las pruebas realizadas nos sorprendió su alto rendimiento, tanto en condiciones normales como sometidas a overclocking destacando su estabilidad cuando subimos frecuencias. Las hendiduras del disipador permiten aprovechar el fllujo de aure generado en la caja y supone una novedad muy esperadas por los incondicionales de la compañía.

Están disponibles en kits de dos módulos (para sistemas con doble canal DDR2 o DDR3) o de tres módulos (para triple canal, sólo DDR3). Los precios van de 40 a 235 euros. Esperamos recibir pronto una muestra en el laboratorio para publicar un análisis completo sobre esta solución.

Al lanzamiento de las memorias Kingston HyperX para portátiles se le uniran muchas novedades en este año incluyendo series especiales con latencias bajas y ultrabajas, módulos preparados para soportar frecuencias extremas y nuevos sistemas de disipación, entre otras.

En cuanto a las tendencias del mercado, Kingston continúa como líder indiscutible del mercado mundial con un 27,5 % del mercado en 2007 (casi 9,4 puntos con respecto al año anterior). En España las ventas se han multiplicado por 4 en solo un año gracias a lo atractivo del producto, la campaña de comunicación en medios y el esfuerzo del canal por posicionar HyperX al alcance del consumidor final.

Para finalizar, Andrés Maldonado, jefe de desarrollo de negocio, comentó qué esperan a corto y medio plazo. En su opinión la tecnología DDR3 tardará en implementarse, por la escasa gama de placas que la soportan y porque la situación económica limita el gasto medio en PC. Calculan que hasta bien entrado el 2010 no veremos una DDR3 bien posicionada en el mercado.

  • Share This