Microsoft veta netbooks híbridos

Microsoft veta netbooks híbridos
5 de junio, 2009

La compañía de Redmond sigue imponiendo limitaciones a los fabricantes de netbooks si quieren instalar de fábrica Windows XP. Al tamaño de pantalla, cantidad de RAM y demás se unen los sistemas híbridos de almacenamiento. Con ello estamos hablando de sistemas como el integrado en el MSI Wind U115 que dispone de un sistema de almacenamiento mixto de SSD y disco duro tradicional para ahorrar energía.

Microsoft ha comunicado en Computex 09 que los sistemas de almacenamiento híbrido en netbooks no están permitidos si se quiere instalar la versión para netbooks de Windows XP. Esta medida afecta directamente con el MSI Wind U115 que integraba dicha característica como punto fuerte. Se trata de un sistema basado en un dispositivo SSD y un disco duro tradicional. Éste se desactiva cuando no se usa dejando en la unidad SSD los ficheros que requieran acceso rápido con lo que se obtiene una autonomía mucho mayor.

Las limitaciones que Microsoft impone a los fabricantes de netbooks a la hora de vender su licencia de XP Home ya las conocíamos y a continuación las recordamos:

Especificaciones

Límite a especificaciones netbook para Windows XP y Windows Vista

Límite a especificaciones netbook para Windows 7 Starter / Home Basic for Small Notebook PCs

Tamaño de pantalla 12,1 pulgadas o menos 10,2 pulgadas o menos
Memoria 1 GB RAM 1 GB RAM
Disco duro / SSD HD 160 GB HD o SSD 32 GB HD 250 GB HD o SD 64 GB
Tarjeta gráfica DirectX 9 o menos potente Sin limitación
Interfaz táctil Interfaz resistivo únicamente Sin limitación
CPU Procesador Single core con 1 GHz de frecuencia como máximo Procesador Single core con 1 GHz de frecuencia como máximo y diseño térmico que no disipe más de 15W sin incluir gráfica y chipset.

Como se puede ver, Microsoft sujeta muy de cerca las posibilidades de los netbooks, ello acaba repercutiendo directamente en los consumidores. Se enmarca en una estrategia de Microsoft de mantener los netbook de bajo coste controlados en lo que respecta al hardware. Si queremos más prestaciones, tendremos que adquirir un netbook con una versión del sistema operativo más cara, por lo que el equipo aumentará también de precio.

El inconveniente para MSI es que la limitación de sistemas de almacenamiento híbrido llega cuando el modelo híbrido ya se está vendiendo y por ello MSI tendrá que retirar de la circulación los equipos MSI Wind U115 o cambiar el sistema operativo que llevan preinstalado por una versión superior, con el coste que eso supone para la compañía. Esto podría repercutir doblemente en el precio final.

  • Share This