Probamos las novedades de Acer

Probamos las novedades de Acer
5 de junio, 2009

Hemos asisitido a la presentación de tres nuevos productos de Acer. Un nuevo netbook Acer Aspire One de 11,6 pulgadas, el nettop Acer Aspire Revo (que ya analizamos en nuestro laboratorio) y una solución de almacenamiento llamada Acer Aspire easyStore H340.

 

La compañía ha presentado sus nuevas apuestas para el mercado de consumo y ha anunciado oficialmente que lanzarán un netbook con el sistema operativo Android en el tercer trimestre de 2009.

 

El Acer Aspire One se hace mayor

El primer netbook de Acer supuso todo un éxito de ventas para la compañía. Desde el primer momento supieron captar lo que los usuarios demandaban poniendo en el mercado un equipo de atractivo diseño, un teclado cómodo y una autonomía razonable, mejorando considerablemente el primer intento de ASUS con su Eee PC 701.

 

Durante estos meses los mini portátiles han pasado de ser un mercado de nicho a uno de los grandes pilares para los fabricantes en el mercado de consumo que han ido lanzando nuevos modelos que refinaban el concepto inicial. Según datos facilitados por Acer, los netbooks ya copan el 25% de los equipos dentro de la informática móvil. Además todo apunta a que esta tendencia se mantendrá al menos hasta mediados de 2010.

 

En nuevo Acer Aspire One destaca, en primer lugar, por su cuidado diseño. Su pantalla, con retroiluminación LED alcanza las 11,6 pulgadas y tiene una resolución nativa de 1.366 x 768 puntos, suficiente para trabajar con comodidad y poder navegar por internet sin tener que recurrir a desplazamientos constantes. El marco es más fino y permite aprovechar la casi totalidad del chasis.

 

Dadas las limitaciones impuestas por la licencia de Windows XP y la necesidad de que el precio no suba demasiado encontramos pocas novedades en cuanto a hardware. El equipo funciona con un procesador Intel Atom Z520 sobre un chipset Mobile Intel US15W Express, 1 Gbyte de memoria RAM y una unidad de disco duro con 160 Gbytes. En el apartado de conectividad encontramos soporte para redes WiFi b/g/n, Bluetooth y 3G.

 

En un primer contacto llama la atención su poco grosor (sólo 250 mm.) y el buen aspecto que presenta su teclado. El mayor tamaño del chasis ha permitido incluir un teclado más grande y cómodo que presenta un tacto excelente y permite teclear con rápidez y precisión. Por contra el trackpad nos resultó demasiado pequeño para que el soporte multitáctil resulte práctico.

Echando un vistazo a los laterales nos ha llamado la atención la ubicación de la salida VGA y el puerto Ethernet que aprovechan las esquinas del equipo y permiten una conexión más sencilla sin comprometer al resto de puertos disponibles. El equipo, como cabía esperar, mueve Windows XP (sistema operativo preinstalado) y las aplicaciones más habituales con soltura.

 

El nuevo Acer Aspire One pesa menos de un kilo e incorpora una batería de 6 celdas (5.200 mAh) que ofrece una autonomía teórica de hasta 8 horas. Esperamos recibir pronto una unidad en nuestro laboratorio técnico para realizar un análisis completo del equipo.

 

 

El precio del Acer Aspire One 751 será de 399 euros, y estará disponible en cuatro colores (blanco, negro, azul oscuro y rojo intenso) en las próximas semanas.

 

Siguiente >

  • Share This