Comisión Europea: no a W7 sin IE

Comisión Europea: no a W7 sin IE

En un comunicado oficial, la Comisión Europea ha anunciado que no admite la maniobra de Microsoft de proporcionar Windows 7 sin Internet Explorer para solucionar las objeciones sobre prácticas monopolísticas de la compañía. Según el escrito, el espíritu de las objeciones de la Comisión era el de proporcionar más posibilidades a los usuarios, no ninguna en absoluto. Sin embargo todavía no está claro qué quiere la Comisión.

 

En un cruce de comunicados en respuesta al anuncio oficial por parte de Microsoft que en Europa Windows 7 no iba a incorporar Internet Explorer, la Comisión Europea ha aclarado que la maniobra de Microsoft no conicide con las sugerencias de la Comisión en su pliego de objeciones: “la Comisión ha sugerido que a los consumidores debería facilitarse la elección de navegador, no que Windows no disponga de ningún navegador“.

 

 

Aunque en principio el documento parece rechazar de plano la iniciativa, al abundar las autoridades comunitarias en los dos escenarios de distribución del sistema operativo, reconocen que en el caso de la distribución del sistema preinstalado en los PCs, la solución de Microsoft puede ser más positiva. Sin embargo insisten en que para los usuarios que adquieran el sistema de forma independiente (según el documento, un 5% de los casos), la solución no les parece satisfactoria. Afirman que el objetivo es ofrecer al consumidor más opciones, no menos.

 

Según la Comisión, la sugerencia remitida a Microsoft es la de una aplicación que ofrezca la instalación de los principales navegadores. Esta solución presenta una serie de iconvenientes importantes. En primer lugar el que Internet Explorer no se encuentre preinstalado en Windows 7 (ya sea con aplicación de descarga de navegadores o no) hace que los usuarios de Windows Vista en Europa no puedan actualizar a WIndows 7. Tendrán que instalar desde cero. Es decir, que la decisión de la Comisión en este caso perjudicaría a los consumidores europeos frente a los del resto del mundo.

 

 

En segundo lugar, la Comisión no aclara qué navegadores deberían formar parte de esa aplicación de descarga ni la fórmula para realizar esta distribución. Algunos desarrolladores se podrían sentir perjudicados por no aparecer, o porque no pudieran incorporar la última versión de su navegador. Además ¿a quién corresponderían este tipo de decisiones? ¿A la propia Comisión?

 

En el mejor de los casos obligarían a Microsoft a funcionar como distribuidor de los productos de otras empresas. La Comisión considera importante la presencia de un navegador porque se han convertido en “una herramienta cada vez más importante para empresas y consumidores“. ¿Esto significa que si la Comisión considera importante en el futuro cualquier otra herramienta de un sistema operativo estaría Microsoft obligada a incorporar una selección de las mismas? ¿Incluso si Microsoft no desarrollara ese tipo de producto

 

 

Lo extraño es que una disputa judicial sobre el monopolio de Windows Media Player se zanjó en el pasado con la oferta por parte de Microsoft de una versión N de WIndows a partir de XP. El escenario es similar, es más, Microsoft está dispuesta a ni siquiera dar a elegir si el usuario quiere una versión con navegador o no (como es el caso de las versiones N) sino directamente elimina de raíz Internet Explorer.

 

Si la comisión admite en el documento que “la decisión de la comisión se guiará en particular por los principios establecidos por el tribunal de primera instancia en su veredicto de septiembre de 2007 en el caso de la incorporación por parte de Microst de WIndows Media Player¿por qué una solución análoga e incluso más restrictiva no es válida? Lo cierto es que la medida de obligar a Microsoft a ofrecer esa versión sin Media Player no sirvió a los propósitos de la Comisión. Pero la solución de la aplicación de descarga no parece que pueda ser más eficaz.

 

 

 

Por lo tanto, si el problema que encuentra la Comisión es la incorporación de Internet Explorer con Windows, al eliminar Internet Explorer del sistema ¿qué objeción puede subsistir?  El caso es que los responsables de Opera, han aplaudido el escepticismo de la Comisión y abogan por la solución de la pantalla de descarga de navegadores. De hecho señalan que esa aplicación debería incorporar “por lo menos cinco navegadores“.

 

  • Share This