Mio Moov Spirit 500

Mio Moov Spirit 500
14 de junio, 2009

La revolución que plantea este GPS extraplano del fabricante Mio se encuentra en el software denominado Spirit y que se presentó este año en el CES de Las Vegas. Una alternativa a la dictadura de TomTom que destaca por la facilidad de uso y por su minimalismo. Ofrece todo lo que un buen GPS de gama alta debe integrar y la calidad de acabados hace de este modelo una interesante opción de compra.

 

 

 La verdad es que cuando cayó en mis manos este GPS de Mio, un “sample” embutido en una austera caja, la primera impresión fue la de otro dispositivo más, eso sí extraplano y con potente pantalla (de 4,7 pulgadas), pero nada “fashion”. Al encenderlo mi opinión cambió un poco y aunque había leído algo sobre las virtudes del nuevo software de navegación Spirit que marca esta nueva línea, tampoco me sorprendió. Tras los ajustes iniciales, unos iconos llamativos de acceso a todas las funciones copan la gran pantalla panorámica.

 

Tras la novedad de jugar con los iconos, al introducir la primera dirección me despisté un poquito y me costó encontrarle el truquillo, sin duda todavía con el síndrome del molde impuesto por TomTom y sus clónicos. Y es que, tras una semana usando el Mio Moov Spirit de forma intensiva, donde más se diferencia este GPS del resto que pueblan las grandes superficies es en el software. Es, salvando las distancias, como una propuesta Mac en un mundo de compatibles.

 

El software de navegación Spirit es elegante, sobrio, minimalista en algunas de sus propuestas, y muy configurable por el usuario. Al introducir una dirección no hace falta incluir primero la ciudad. Sólo el nombre de la calle. De forma predictiva, salen en pantalla direcciones que coinciden con las primeras letras de las ciudades o pueblos en la órbita del GPS. Por ejemplo, si introducimos calle Mayor en la zona de Majadahonda primero nos ofertará la de este pueblo y después la de pueblos colindantes. Esto al principio es rupturista pero si le coges el tranquillo te ahorras un montón de tiempo.

 

La apuesta de Mio contra TomTom

 

Pero volvamos al principio, Mio es un fabricante de GPS que lleva en este negocio desde 2003. En 2007 con su fusión con Navman, Mio mostró clara su vocación de ser algo más que un jugador secundario en un mercado dominado por TomTom. Así cuando en el pasado CES de Las Vegas, presentó la línea Moov Spirit la expectación de generó fue grande. Y es que salvo mayor fiabilidad y cartografías más actualizadas, pocas novedades se han producido en el entorno de los GPS en los últimos años.

 

 

Más delgado y ligero que la mayoría, el Mio Moov Spirit apagado no muestra su diferenciación.

 

La serie Mio Moov Spirit por un lado ha “adelgazado” sus productos de forma drástica y les ha dotado de un aspecto más estilizado y moderno. El modelo analizado cuenta con una pantalla de cine de 4,7 pulgadas y un grosor de 17 mm para un total de 190 gramos de peso. Pol otro, han mejorado lal interfaz dotándoles de un sistema táctil de scroll con inercia que recuerda al que incorporan productos como el iPhone. Finalmente han introducido importantes cambios en el software que aumentan tanto la usabilidad como multiplican las posibilidades del dispositivo.

 

Dentro de estas nuevas funciones destacan las nuevas vistas TruMap, una visualización del mapa de ruta que elimina de la pantalla elementos superfluos como nombres de calles que no vamos a encontrar en ruta, para que los elementos en pantalla sean realmente los importantes para la navegación y no nos despistemos. De hecho la cartografía 3D es uno de los puntos más espectaculares. Con nombres de ciudades famosas -Seatle, Malmoe, Miami…- podemos elegir entre diferentes estilos de mapas así como los elementos que queremos que salgan en pantalla. Nuestro consejo es “descargar” la pantalla de elementos que nos distraigan.

 

 

También ha mejorado y mucho el sistema de navegación vía voz. Podemos elegir distintos tipos de voces. Pero lo importante es que las indicaciones son claras. Incluso -hemos hecho la prueba- podemos llegar perfectamente a destino sin ver la pantalla mientras nuestro acompañante esta “buscando” un buen restaurante para la siguiente etapa.

 

En esta línea también se han agregado unas vistas en tres dimensiones de los monumentos y edificios más importantes. Si lo configuramos, estas se nos irán mostrando a medida que avancemos. Una función vistosa pero también muy útil a la hora de orientarse. Una de las funciones importantes es el nuevo asistente para cambio de carril, mucho más claro y optimizado para autopistas con múltiples salidas simultáneas. Muestra con antelación un cartel similar al que encontraremos en la bifurcación.

 

Y es que la información en pantalla, como ya hemos adelantado, se ha reducido al mínimo. Unos iconos de cambio de carril, rotondas, etc,, en el ángulo superior izquierdo. El nombre de la calle por la que vamos debajo, el próximo giro arriba y el tiempo a destino. Si queremos más información, sólo tenemos que pulsar el ángulo derecho para que nos diga kilómetros que faltan, velocidad, etc.

 

Además de los avances en la navegación por carretera, los nuevos Spirit ofrecen un modo peatón adaptado al desplazamiento a pié. No solo adapta su funcionamiento a las características del medio (no hay direcciones prohibidas) sino que ofrece funciones avanzadas como la silueta de los edificios y la adaptación de la velocidad de salida de instrucciones de navegación a la del peatón.

 

 Más funciones: Internet, fotografías…

 

Otras funciones adicionales que esconde este navegador, compatible con los  NavPix de Navman, es un servicio de álbumes de fotografías geolocalizadas que podemos cargar en nuestro Spirit para ilustrar los puntos de interés, conexión bluetooht, búsquedas por Internet, etc.

 

Un ejemplo es el de buscar un establecimiento, que se presente su localización en pantalla y que podamos llamar directamente para reservar a través del manos libres bluetooth. Por cierto, el bluetooht funciona de lujo. Lo he probado con un par de móviles -un Nokia N96 y un Samsung FX400 – y los detecta a la primera. El sonido es claro y se gestiona perfectamente.

 

Además, esta conexión Bluetooth, si el teléfono lo permite, también habilita la conexión a Internet para algunas de las funciones como la búsqueda  que ahora funciona con Google. Mediante esta herramienta podremos realizar búsquedas generales que podremos ver reflejadas en el mapa.

 

Los botones de acceso directo a gasolineras, favoritos, etc. funcionan muy bien. Muestran, de forma textual, las sugerencias para una vez elegida marcarla en el mapa y llevarnos a ella. También permite -muy interesante en muchas ocasiones- una búsqueda por palabras clave tipo “Torre Picasso” o “restaurante El Olivo” pues ahorra mucho tiempo en la configuración de la ruta.

 

El planificador de viajes también es de lo más completo permitiendo crear grandes recorridos en etapas, variar sobre la marcha la ruta, etc.

 

Una gama de lo más completa

 

La nueva gama Spirit se compone de una serie 300, con pantallas de 3,5 pulgadas, la serie 500, al que pertenece el modelo 555 con el que pudimos entrar en contacto, y una nueva serie 700 que incorpora sintonizadora TDT y pantalla de 7 pulgadas ideal para caravaning y otras aplicaciones y que por ahora se comercializa en el mercado inglés.

 

 

Hay una versión que no hemos probado que incluye sintonizadora de televisión y pantalla de 7 pulgadas.

 

 

  En este vídeo se puede comprobar cómo trabaja la nueva serie Mio Moov Spirit.

En definitiva un modelo que nos ha ganado por su elegancia y buen acabado. De pantalla extraplana panorámica, tanto el cargador como el sistema de ventosa y el de enganche se ven robustos, hechos para durar, algo de lo que no pueden hacer gala todos los GPS. El precio, en torno a los 250 euros, lo sitúa en la gama alta de estos dispositivos pero se nota claramente la diferenciación frente a modelos más convencionales. Eso sí, hay que adaptarse al nuevo “espíritu” de Mio.

 

  • Share This