Cuidado con lo que compartes

Cuidado con lo que compartes
15 de junio, 2009

Una familia que publicó sus fotos en su blog y en algunas redes sociales para felicitar a amigos y conocidos se encontró semanas después de casualidad con que dicha foto había sido utilizada en un comercio en la República Checa. La foto había sido modificada para promocionar este comercio, y el responsable de la tienda de Praga reconoció que la había encontrado en Internet y prometió eliminarla. Cuidado con lo que compartes.

 

La privacidad que ofrecen las redes sociales es uno de los temas más candentes ahora que dicho tipo de servicios han demostrado que los términos y licencia de uso son en muchos apartados peligrosos para la privacidad de los usuarios. Facebook tuvo que modificar dichos términos de uso no hace mucho debido a este tema, y la polémica se ha extendido a otras redes sociales como Tuenti.

 

Esta era la foto original.

 

Y los peligros de publicar y compartir fotos en Internet se han visto confirmados tras conocerse la historia de una familia estadounidense que había publicado una foto familiar en Internet. La foto parecía inofensiva y estaba destinada a felicitar las navidades a amigos y familiares, pero se encontraron con una sorpresa.

 

Y he aquí la foto modificada en el comercio de la República Checa.

 

Unos amigos que visitaban Praga cuando al pasar por un comercio local se encontraron con la foto de dicha familia, que había sido modificada ligeramente para promocionar la tienda como si se tratara de una “familia ficticia” como tantas que aparecen en los anuncios publicitarios.

 

 

La familia se puso en contacto con el comerciante, que creyó que la foto era perfectamente utilizable al creer que no era más que un montaje publicitario más, pero prometió retirarla de su comercio. Mientras tanto, el blog del matrimonio de Jeff y Danielle Smith -que en cierto modo se sentían halagados- se ha visto plagado de visitas tras conocerse esta peculiar historia. En este caso el uso de la foto no fue especialmente perjudicial, pero aún así pone en entredicho una vez más los peligros de las redes sociales.

 

  • Share This