AMD emocionada con DirectX 11

AMD emocionada con DirectX 11
18 de junio, 2009

La llegada de Windows 7 no solo va a suponer el lanzamiento de un nuevo sistema operativo sino el aterrizaje de las nuevas librerías DirectX 11. En AMD están literalmente emocionados y nos cuentan por qué. Según una entrada del blog de la compañía estas librerías gráficas pueden suponer toda una revolución en el mundo de los juegos gracias a tecnologías como la teselación o el Compute Shader. Según el autor de la entrada la calidad gráfica de los juegos será mucho mejor.

 

A principios de mes AMD presentaba en el Computex la primera tarjeta gráfica compatible con DirectX 11, las librerías gráficas que incorporará el nuevo sistema operativo Windows 7 y que podrán instalarse en Windows Vista. AMD se ha mostrado en diversos documentos realmente entusiasmada con los avances que suponen las nuevas tecnologías que orfece DirectX 11, que pueden suponer una revancha en el terreno de los gráficos 3D del PC frente a las consolas.

 

 

En un artículo del blog de AMD se muestra el entusiasmo de AMD por las nuevas tecnologías incorporadas en DirectX 11 y que AMD empezará a incorporar en sus tarjetas gráficas. Se trata de un desarrollo que se prolonga desde hace más de un año y que verá los frutos con el lanzamiento de Windows 7, aunque DirectX 11 podrá instalarse en Windows Vista.

 

 

El primer factor que desencadena el entusiasmo es el llamado teselador. Se trata de un sistema que permite a los desarrolladores de juegos mostrar superficies en tres dimensiones más definidas en las que las formas tienen menos apariencia de bloques colocados unos junto a otros. Las superficies texturadas se crearán como mosaicos sin afectar al rendimiento de la tarjeta gráfica.

 

 

En el pasado los programadores tenían que sacrificar velocidad para obtener una mayor calidad en las siluetas, pero gracias al teselador las superficies se verán mejoradas sin ralentizar el desarrollo del juego. Como apuntan en el blog se trata de una tecnología presente en los gráficos de la consola Xbox 360 gracias al desarrollo de la propia AMD.

 

 

El segundo factor de entusiasmo es el novedoso sistema de programación de tarjetas gráficas, llamado Compute Shader que permiten aprovechar las capacidades de la GPU no solo en su aspecto gráfico sino casi como si fuera una segunda CPU. Esto permite aprovechar el procesador de la tarjeta para mejorar la inteligencia artifical de los personajes o para los cálculos del comportamiento físico de los objetos del juego.

 

 

Otra característica es la del aprovechamiento de sistemas con múltiples núcleos, algo casi inevitable en los actuales ordenadores de sobremesa. DirectX 11 gestiona de forma mucho más eficaz los recursos de este tipo de procesadores para aumentar de forma significativa el rendimiento en los juegos y otras aplicaciones gráficas en 3D.

 

 

El resumen es mayor calidad, más realismo más posibilidades para los programadores y mejor rendimiento. Otra ventaja que apuntan en el blog de AMD es que, al ser más fáciles de utilizar, estas nuevas librerías favorecerán el que el desarrollo de los juegos sea menos costoso. Lo cierto es que AMMD está haciendo mucho ruido con DirectX 11 y está aprovechando el silencio de su gran rival NVIDIA, que se ha volcado con el matrimonio Windows 7 e ION pero no hay noticias del desarrollo de tarjetas DirectX 11.

 

  • Share This