Jobs, trasplante y al trabajo

Jobs, trasplante y al trabajo
20 de junio, 2009

La edición en línea del periódico The Wall Street Journal informa del regreso al trabajo activo en Apple de su CEO y fundador Steve Jobs tras someterse hace dos meses a un trasplante de hígado. Intervención no conocida ni confirmada por la compañía que anunció tratamientos simples y sencillos en la retirada de Jobs en enero. Según el diario, los problemas de salud del máximo valedor de Apple eran bastante más graves que los anunciados, tras padecer un cáncer de páncreas los pasados años.

Una información en línea con especulaciones anteriores que indica que su incorporación se producirá a finales de mes tras su baja médica en enero y retirada temporal del puesto de director ejecutivo, sustituido por el jefe de operaciones Tim Cook. De momento, únicamente a media jornada según se cita, un extremo que sí ha sido confirmado por la compañía.

Lo que no se sabía (ni ha sido confirmado por Apple), aunque llegó a rumorearse por la agencia Bloomberg, era la gravedad del estado de Jobs como para necesitar un trasplante de hígado. Mientras Apple informaba de “un simple desequilibrio hormonal y de un tratamiento “sencillo”, los medios especulaban con el retorno del cáncer de páncreas que ya padeciera.

Jobs ha insistido en todo este tiempo en que su salud es un asunto exclusivamente privado, aunque algunos analistas, especialmente financieros, no parecen compartir tal opinión abundando en el “secretismo” o “las informaciones incompletas” de Apple. Su argumento es que guste o no, Steve Jobs es el alma mediática de la compañía y cualquier información al respecto de su estado de salud tiene repercusión inmediata en el valor de las acciones de la compañía, algo que parece preocupar más a los inversores que el propio estado de salud del fundador de Apple.

  • Share This