Obama, patentes y software libre

Obama, patentes y software libre
20 de junio, 2009

Obama ha anunciado la designación del vicepresidente de IBM, David Kappos, como subsecretario de comercio para la propiedad intelectual y director de la oficina de marcas y patentes de Estados Unidos. La designación es vista por algunos medios como un importante acercamiento al software libre, ya que Kappos ha impulsado en IBM la adopción de sistemas abiertos con nuevas políticas empresariales en la creación y gestión de patentes. Muy crítico con la normativa actual estadounidense, Kappos puede abrir, si le dejan, una nueva era en la política de patentes estadounidense, aunque no nos engañemos, IBM tiene tantas patentes de software como el que más, a pesar de su indudable acercamiento al software y estándares abiertos.

 

 “La Oficina de patentes y marcas de Estados Unidos se enfrenta a importantes desafíos, y necesita un líder experimentado como David, a la cabeza”, explicó el Secretario de Comercio, Gary Locke, ante la designación de Kappos. “Será una voz fuerte para la reforma de patentes, encargado específicamente de reducir drásticamente el tiempo empleado por la oficina en la revisión y/o aprobación de las mismas”.

 

 

Tras una carrera de 20 años, Kappos ha acumulado un profundo conocimiento del sistema de patentes y una amplia relación con profesionales de varios campos incluyendo biotecnología, ciencias de la salud y otros sectores de alta tecnología. Actualmente es vicepresidente y responsable jurídico de propiedad intelectual en IBM, a cargo de la gestión de patentes, la protección de la propiedad intelectual y la concesión de licencias en todo el mundo.

 

Kappos es licenciado en derecho y en ingeniería eléctrica e informática, y si es confirmado por el senado estadounidense tendrá el control de una oficina poderosa, pero que tiene que hacer frente nada menos que a 770.000 solicitudes de patentes y a una imprescindible reforma.

 

Kappos ha sido muy crítico con la política de patentes en Estados Unidos, alabando por el contrario la gestión de la oficina de patentes europea que no contempla las patentes de software. En IBM ha dado un cambio de rumbo desde 2006 utilizando las patentes como una herramienta de inclusión “mostrando que se pueden utilizar para facilitar el desarrollo de entornos de código abierto”.

 

 

IBM, que se autodenomina impulsora del código abierto, ha donado 500 patentes específicas para su utilización por el movimiento de software libre. “Esto habría sido impensable hace una década”, dice Kappos, “pero es el camino a seguir. Nuestra intención es continuar donando para avanzar en la construcción de la plataforma de código abierto”. Ahora está por ver si este planteamiento puede extenderse a la oficina de patentes, que tras su confirmación dirigirá en los próximos años.

 

  • Share This