¿Decos TDT a la basura?

¿Decos TDT a la basura?
22 de junio, 2009

La llegada de la recién aprobada Televisión Digital Terrestre de pago TDT, traerá competencia a la televisión por satélite y cable y revitalizará la oferta de contenidos, muy pobre respecto a nuestros homólogos europeos, aunque traerá un efecto indeseable, la necesidad de tener nuevos decodificadores, por lo que los 17 millones actualmente en los hogares, publicitados a bombo y platillo para su adquisición antes del apagón analógico del 3 de abril de 2010, quedarán inservibles para el nuevo servicio. Otro aspecto a considerar es el estándar de los nuevos decodificadores para que sean compatibles con todas las cadenas que oferten contenido en este formato.

 

Un análisis de situación de la web Consumer nos pone sobre la pista de la TDT en España, tras la autorización por el Ministerio de Industria de la modalidad de pago en los canales de la televisión digital terrestre. Una medida criticada por las operadoras de cable y satélite aunque por motivos de competencia, de pérdida de audiencia y de reparto de la tarta publicitaria que consideran limitada.

 

 

El objetivo del gobierno para acelerar esta modalidad en la TDT es dinamizar la actual situación de las estancadas emisiones digitales terrestres, con una oferta en España muy inferior en canales y programas, a diferencia de lo que ocurre en otros países europeos como el Reino Unido donde la penetración de la televisión digital es del 65 por ciento. En la explotación de canales de pago, la diferencia con España es aún más notable, llegando a la mitad de hogares que la media de la Europa occidental.

 

Dejando a un lado la competencia feroz que se producirá entre las compañías, Consumer destaca que la TDT de pago requiere un canal de retorno por su interactividad, que no poseen la inmensa mayoría de los decodificadores actuales. Unos 17 millones de decos para TDT en abierto, tanto externos como los que se incorporan en televisiones o reproductores, que no sirven para la nueva oferta. Dispositivos que a pesar de la rebaja de precios, triplican el coste de los TDT no interactivos.

 

La patronal de fabricación de aparatos electrónicos advierte además que los TDT interactivos tampoco servirán para otras tecnologías como la señal de alta definición que Industria pretende impulsar, por lo que nos podríamos encontrar con tres modelos distintos. El tema se agrava además por el uso del formato a usar en la TDT interactiva, aunque aquí las operadoras que ofertarán el servicio deberían ponerse de acuerdo para usar un estándar que no obligara al consumidor a tener que poseer un aparato para cada cadena. Sería el remate a una situación que seguramente será solucionada (en teoría) con la subvención de las operadoras de los nuevos aparatos, aunque no nos engañemos, el consumidor los pagará de igual forma en las cuotas mensuales.

 

  • Share This