Google: conflicto EEUU-China

Google: conflicto EEUU-China
25 de junio, 2009

Estados Unidos ha presentado una queja formal ante el gobierno chino por la norma que obliga a vender ordenadores con un filtro que bloquea el acceso a ciertas páginas web. Una medida que según el secretario de comercio estadounidense viola las reglas de la Organización de Comercio, tiene implicaciones censoras y problemas de seguridad. Entretanto, mientras la oposición al filtro se multiplica, el gobierno chino ha tumbado a Google durante horas tras acusarle de vulgar, obsceno y pornográfico.

El dichoso filtro "Green Dam", que según China está destinado a “proteger a los niños de la pornografía ilegal y de imágenes violentas” y debe ser implantado a partir del 1 de julio, amenaza con trasladar a Internet las múltiples diferencias de las dos superpotencias y a amenazar unas relaciones ya de por sí complicadas.

"China está poniendo a las empresas en una situación insostenible al obligarlas, prácticamente sin aviso público, a pre-instalar software que parece tener amplias implicaciones de censura y problemas de seguridad de red", indicó el secretario de comercio estadounidense en un comunicado del que se hace eco la agencia Reuters.

"Imponer el técnicamente fallido Green Dam y negar a los fabricantes y consumidores la libertad de escoger el software de filtrado es un medio innecesario e injustificado de alcanzar el objetivo de protección a los niños que se pone como objetivo, y supone una serie barrera al comercio", añadió el político.
Una herramienta con fallos de seguridad notables, plagiada de otro software y que según los técnicos tiene como objetivo el espionaje de internautas y el bloqueo de páginas, ya no relativas al sexo, sino de cualquier disidencia política en uno de los países más censores del planeta.

La queja formal representa un salto diplomático importante y ha coincidido con el bloqueo de servicios chinos de Google como el buscador y el cliente de correo electrónico. Un servicio que a pesar de la cesiones de Google (bajada de pantalones dicen otros), ha sido acusado de “vulgar, obsceno, pornográfico y lascivo”. Mientras tanto se multiplican las protestas contra el filtro y contras estas actuaciones del gobierno chino, con un día off-line el 1 de julio.

  • Share This