Vigilancia completa con D-Link

Vigilancia completa con D-Link

Ahora que viene la época veraniega en la que muchas oficinas y hogares se quedan vacíos, D-Link presenta una solución de seguridad para tener protegidos estos lugares: la cámara de videovigilancia IP DCS-1130. Este sistema de grabación de imágenes y sonido se instala fácilmente y se puede manejar desde cualquier ordenador. De este modo, podemos irnos de vacaciones sin el temor de que cuando volvamos nos hayan dado un pequeño susto en nuestra vivienda o trabajo.

D-Link amplía su catálogo de cámaras IP con un nuevo modelo, el DCS-1130, especialmente diseñado para la seguridad de pequeñas oficinas y hogares. El equipo es un sistema con CPU y servidor web incorporados que incluye además un micrófono y soporte para el formato de video 3GPP para poder grabar en alta calidad todas las imágenes y sonidos. Además, incorpora un zoom digital de 16 aumentos.

La cámara IP de D-Link permite acceder a ella y controlarla desde cualquier PC o portátil conectado a Internet mediante cualquier navegador web. El sistema, enfocado para un público poco experto en las nuevas tecnologías, es fácil de instalar y utilizar. El contenido audiovisual se graba en un disco duro y directamente desde un navegador web se puede ver la grabación sin necesidad de instalar ningún software.

El modelo DCS-1130 es compatible con Windows XP y Vista y sólo necesita una conexión a Internet para que pueda funcionar remotamente. Además, con los servicio de Dynamic DNS se puede incluso asignar un nombre o dominio a la cámara para acceder a ella fácilmente sin tener que recordar cada vez que se quiera acceder a ella su dirección IP.

  • Share This