Nostalgia de los viejos mandos

Nostalgia de los viejos mandos

La Wii ha revolucionado la manera de jugar. El Proyecto Natal de Microsoft o las novedades de Sony pronto también lo harán. Pero, ¿qué sucede con aquellos nostálgicos que todavía prefieren el tradicional mando de las consolas? Va por ellos. Un periférico de juegos no sólo sirve para jugar sino que también demuestra un acto social que, hasta ahora, definía a un tipo de usuarios. Sin embargo, las nuevas tendencias están cambiando este estereotipo.

 

En Kotaku podemos leer una defensa del clásico mando de las consolas. Aunque con él muchos se iniciaron en la afición a los juegos y seguro que todavía lo tienen en su casa en el cajón de los recuerdo, las innovaciones presentadas por las grandes del sector ha revolucionado la manera de sentir y disfrutar de los videojuegos.

 

 

El director y confundador de Parking Wars, Frank Lantz, dijo una vez que no quería que nadie le enseñara a jugar porque era una experiencia tan única que quería sentirla sólo él. Antes de la aparición del ocio familiar de la Wii, las consolas eran un sector con unos usuarios muy fieles pero menos mayoritario. La Nintendo Wii ha democratizado el uso de las consolas.

 

Lantz adoraba la sensación de tener los dedos agarrotados del uso de los tradicionales mandos y considera que las nuevas tecnologías no han hecho más sencillo jugar. “Los controladores invisibles son más fáciles de utilizar, según las empresas. Sin embargo, nadie se ha parado a pensar que sabemos jugar a Wii Tennis porque sabemos cómo es un partido de tenis en la realidad”.

 

Aunque los nuevos mandos por control de movimiento están cambiando la forma en la que los usuarios se ponen delante de una consola, todavía hay gente nostálgica que echa de menos gamepads como el de la imagen de arriba. ¿Eres tú uno de ellos?

 

  • Share This