40 años de la llegada a la Luna

40 años de la llegada a la Luna
20 de julio, 2009

Esta noche se cumplen 40 años de la llegada del hombre a la Luna con el Apolo 11. "Un pequeño paso para el hombre, pero un paso gigantesco para la humanidad", como dijo Armstrong. Momento trascendental para la historia humana que fue posible, gracias a un “superordenador” de la época, de capacidad similar a un Commodore 64, con 4 Kbytes de memoria RAM, 72 Kbytes de ROM, un teclado de 19 teclas, un display a modo de pantalla y todos los datos de la misión escrita en núcleos de ferrita.

Hoy tendrá lugar una larga jornada de actos conmemorativos de la llegada del hombre a la Luna, comenzando con la recepción en la Casa Blanca de los tres astronautas del Apollo 11. Además, una gala en el Museo Nacional del Espacio rendirá tributo a John F. Kennedy otorgándole el título de “Embajador de la Exploración”. El ex-presidente estadounidense fue el gran impulsor de las misiones lunares en un momento político especialmente difícil, en plena guerra fría y en una lucha encarnizada por la supremacía militar y tecnológica mundial.

La NASA, festejará el aniversario más importante de la historia de la agencia espacial con diversos actos que incluyen la posibilidad de remontarnos cuarenta años atrás y revivir la misión desde el portal We Choose the Moon siguiendo la transmisión de video y audio en tiempo real. También pondrán a disposición pública “vídeos mejorados de la transmisión en directo del paseo espacial del Apolo XI efectuado en julio de 1969”, según anuncian, tras encontrar las cintas originales perdidas durante 40 años.

Los tripulantes del transbordador espacial, actualmente acoplado a la Estación Espacial Internacional también celebrarán el acontecimiento con una caminata espacial. Unos transbordadores que serán sustituidos por un nuevo tipo de naves denominadas Constellation, que serán las utilizadas para devolver al hombre de nuevo a la Luna, ya no de visita, sino como colonización del satélite y futura plataforma de lanzamiento para misiones todavía más ambiciosas.

Naves que contarán con todos los avances científicos, tecnológicos y de comunicaciones que se han producido en el mundo desde la llegada del hombre a la Luna y que seguro contarán con algo más de potencia que los dos “ordenadores” de 32 K que en las misiones Apollo controlaban datos del radar altimétrico, el impulso del motor principal o el de los 16 motores de estabilización. Un hardware tan pobre para la época actual, que ha llevado junto al análisis de las fotografías del evento y la situación política del momento, a la leyenda popular de las personas que instaladas en la teoría de la conspiración aseguran que el hombre nunca pisó la Luna.

  • Share This