Negroponte: Sugar fue un error

Negroponte: Sugar fue un error
21 de julio, 2009

Nicholas Negroponte, fundador de la iniciativa One Laptop Per Child, ha afirmado que el mayor error de su organización fue la implementación de la plataforma Sugar, dirigida a tratar de servir como interfaz de usuario para los portátiles del proyecto OLPC. La idea de Sugar era la de proponer un sistema y sencillo para los niños a los que estaban destinados los famosos “portátiles de 100 dólares”, pero según las palabras de Negroponte, esta plataforma se volvió demasiado compleja.

 

Este entorno de escritorio fue desarrollado específicamente para el proyecto One Laptop Per Child con la idea de ofrecer un marco educativo más adaptado a los niños que iban a recibir este tipo de portátiles de bajo coste. Sin embargo el creador del proyecto, Nicholas Negroponte, critica ahora este desarrollo calificándolo como el mayor error de toda esta iniciativa.

 

 

Sugar debería haber sido una aplicación normal en un sistema operativo normal“, comentó Negroponte en una entrevista con ZDNet, “sin embargo lo que hicimos fue que Sugar se encargase de la gestión de energía, y también de la gestión de redes inalámbricas. La BIOS se comunicaba directamente con Sugar, lo que hizo que Sugar se volviese un verdadero lío. Debería haber sido mucho más sencillo, como la versión que ahora se distribuye para llaves USB“.

 

Parece que Negroponte echa parte de la culpa de la evolución del proyecto a este componente, aunque tampoco se queda corto al hablar de Intel, que de forma paralela lanzó sus Classmate PCs con el mismo objetivo. “Es como si McDonalds compitiese con el World Food Programme de las Naciones Unidas“.

 

 

Según el fundador del movimiento ya se han distribuido 900.000 de sus portátiles XO para 31 países en desarrollo, y otros 230.000 se enviarán en los próximos meses, mientras que hay en reserva pedidos de 600.000 unidades. Se espera que la OLPC pronto lance al mercado la segunda versión del producto, que por lo visto dispondrá de un formato de pantalla dual.

 

Lamentablemente la popularidad de estos portátiles ha sido menor de la que se estimaba inicialmente, pero quizás la salida de los nuevos modelos y una mejor toma de decisiones en temas como Sugar -quizá demasiado distinto a las interfaces tradicionales, lo que pudo asustar a los que se encargan de tomar decisiones- pueda hacer que el proyecto OLPC recupere el terreno perdido.

 

  • Share This