McKinnon, extradición próxima

McKinnon, extradición próxima
1 de agosto, 2009

El hacker británico Gary McKinnon ha perdido un nuevo recurso para evitar la extradición a Estados Unidos, donde puede ser condenado a cadena perpetua y multas millonarias por acceder ilegalmente a 97 ordenadores de la agencia espacial NASA, el Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y el Departamento de Defensa. Las autoridades británicas y estadounidenses pretenden que el caso del hacker que utilizaba el seudónimo “Solo”, se convierta en una sentencia ejemplar contra los delitos cibernéticos.

 

McKinnon está librando una larga batalla jurídica declarándose culpable de violar la ley británica de abuso informático para ser juzgado en su país evitando la extradición a Estados Unidos. Sin embargo, la fiscalía británica se ha negado a presentar cargos contra el acusado alegando que las causas en Estados Unidos eran mucho más graves. Un argumento que confirma ahora en una sentencia de 41 páginas el Tribunal Superior de Justicia de Londres, concluyendo que la extradición es “una respuesta legal y proporcionada al delito”.

 

 

“Solo” admitió el acceso no autorizado a casi un centenar de ordenadores de distintos departamentos del gobierno estadounidense, aunque indicó que no pretendía sabotearlos, sino que únicamente buscaba información sobre ovnis, a fin de destapar una supuesta conspiración para ocultar avistamientos extraterrestres.

 

Además sus abogados alegan que McKinnon sufre una forma de autismo que puede manifestarse en comportamientos obsesivos. Ninguno de estos argumentos ha servido hasta ahora y el hacker cada vez está más cerca de la extradición y a enfrentarse a multas millonarias y penas de prisión de por vida ya que la justicia estadounidense le acusa de modificar y borrar archivos en una instalación naval poco después de los atentados del 11-S, lo que dejó los sistemas inoperativos.

 

  • Share This