Windows 7, ¿32 ó 64 bits?

Windows 7, ¿32 ó 64 bits?
2 de agosto, 2009

La compañía de Redmond ya ha anunciado que el sistema operativo Windows 7 está listo para ser enviado a los fabricantes y ensambladores de equipos. Está acabado y finalmente llegará con IE, pero aún nos queda la pregunta del millón. ¿Qué versión instalamos en nuestro equipo? La gran mayoría de procesadores del mercado actuales ofrecen soporte 64 bits por lo que si apostamos por dicha versión será posible un ligero aumento de rendimiento en determinadas tareas, pero también puede haber problemas.

Este artículo no pretende ser una respuesta universal a una pregunta de tan amplio contenido en tan pocas palabras, sino más bien una pequeña guía para que según qué caso elijamos correctamente la versión que más se adecúe a nuestro equipo. Este tipo de preguntas metafísicas en informática tienen un gran trasfondo, hablamos de preguntas típicas del estilo de ¿Intel o AMD?, ¿Linux o Windows?, ¿NVIDIA o AMD?. Evidentemente no hay una respuesta válida para todos los casos, aunque muchos se empeñen en afirmar que sí. Veamos las diferencias entre Windows 7 32 bits y Windows 7 64 bits.

¿Qué versión instalar de Windows, 32 ó 64 bits?

El simple hecho de oír 64 bits suena mejor, de hecho, para cualquier persona que compara las cifras, sobreentiende el doble de rendimiento implícito, algo que, desde ya, dejamos bien claro que no es cierto. Si una aplicación está optimizada para 64 bits y se dispone de un procesador y sistema operativo a juego se puede notar una diferencia de alrededor 30 – 40 % en el mejor de los casos frente a la aplicación en versión 32 bits.

La arquitectura de 64 bits tiene una serie de mejoras sobre la tradicional de 32 bits. La primera de ellas es el límite máximo de gestión de memoria RAM. Los sistemas operativos de 32 bits tienen un número más limitado de direcciones de memoria, de hecho es capaz de direccionar un máximos de 4 Gbytes de memoria (2^32 bytes) que tras las reservas del propio sistema de entrada/salida se quedan entorno a 2,75 – 3,5 Gbytes de RAM libres para ser usados por el sistema operativo y el usuario.

En resumidas cuentas venimos a decir que con un sistema de 32 bits no se podrá utilizar la totalidad de 4 Gbytes de memoria RAM, ni cantidades superiores. Un sistema operativo de 64 bits es capaz de direccionar hasta 16 exabytes de memoria (2^64 bytes), 4.000 millones de bytes más que un sistema de 32 bits. Las versiones de Windwos Vista permiten gestionar hasta 128 Gbytes de memoria RAM y Windows 7 con su versión Professional y superiores podrá gestionar hasta 192 Gbytes.

Otro de los claros beneficios de un sistema operativo de 64 bits es la seguridad mejorada del mismo gracias al soporte DEP hardware, Protección Kernel Patch y la obligatoriedad de disponer de drivers firmados, evitando que un tercero introduzca un driver ajeno en nuestro sistema y cargue sin ningún tipo de control.

Windows 7 llegará al mercado el próximo día 22 de octubre y en las versiones retail vendrán dos discos, uno con la edición 32 bits y otro con la de 64 bits. Con ello queremos decir que el usuario deberá elegir cual elegir a la hora de instalarlo. Nuestra recomendación es que si se dispone de tiempo y un procesador compatible con 64 bits, el usuario realice la prueba con la versión beta de Windows 7 en el equipo y según comprobemos la disponibilidad de drivers y posibles problemas acabemos eligiendo esta versión o en caso de prueba errada, la de 32 bits. De todas maneras, si vamos a realizar pruebas, también podemos realizarlas con el sistema operativo GNU/Linux, los problemas de 32 y 64 bits son compartidos por los sistemas operativos, principalmente compatibilidad de hardware / drivers.

Microsoft sin duda está apostando por los 64 bits, como se desprende de las especificaciones para obtener el logo de compatibilidad de Windows 7 para las aplicaciones. Para una lista de ventajas e inconvenientes de la versión de 64 bits de Windows 7 es posible consultar este artículo. Si no queremos realizar pruebas en nuestro ordenador siempre podremos hacer uso de los recursos que Microsoft ha puesto a nuestra disposición para comprobar la compatibilidad con el futuro sistema operativo:

Windows Vista Compatibility Center

Windows 7 Compatibility Center (no disponible de momento)

Windows 7 Upgrade Advisor

  • Share This