Natal no asusta a Nintendo

Natal no asusta a Nintendo
4 de agosto, 2009

Un alto ejecutivo de Nintendo ha negado que el desarrollo del sistema de control de juegos de Microsoft para la Xbox 360, basado en sensores de movimiento, vaya a suponer una grave amenaza para la Wii, la consola dominadora del mercado. Además advierte a la competencia de las dificultades de lanzar al mercado este tipo de sistemas, los cambios que plantea y el coste que ocasiona, recordando que Nintendo ya ha superado estas dificultades vendiendo a un precio accesible millones de dispositivos.

 

Shigeru Miyamoto es el director general del área de entretenimiento de Nintendo y supervisa una buena parte de los juegos de la compañía. Considerado como uno de los mejores diseñadores de videojuegos de todos los tiempos es responsable de la creación de grandes franquicias como Mario o The Legend of Zelda.

 

 

Miyamoto habló en una entrevista de sistemas de control de juegos y en especial del proyecto Natal de Microsoft que va más allá de las soluciones de Nintendo en Wii, gracias a la utilización de una cámara de vídeo y un sensor de profundidad para trasladar a los juegos el movimiento del jugador delante de la pantalla.

 

 

El ejecutivo japonés dijo  no sentirse preocupado por la competencia y vino a decir que una cosa es crear un sistema en la mesa de trabajo y otra muy distinta trasladarlo al consumidor a un precio razonable. “El reto no es sólo crear un mando natural, sino ponerlo en manos del usuario de forma económica y que a la vez sea rentable para la compañía”. “Creo que nosotros lo hemos logrado. Hemos vendido millones de mandos a un buen precio.” “Nosotros ya tenemos nuestro sistema implementado y en manos de los clientes. Para otras compañías que empiezan desde cero, lanzarlo con un precio decente es un gran reto advirtió Miyamoto.

 

Ciertamente, las Wii se han vendido como rosquillas especialmente por un sistema de juego especialmente novedoso que ha atraído nuevos jugadores al sector, comprando una máquina que ni tiene el mejor hardware, ni el mejor catálogo de videojuegos (al menos para el jugón tradicional), ni el mejor sistema de juego on-line, y que a pesar de ello es con mucho, la consola más vendida de su generación. Su sistema de control y periféricos tienen buena parte de culpa del éxito y es por ello que se están convirtiendo en la próxima batalla especialmente ante la propuesta de Microsoft con Natal, que es arriesgada, pero atractiva y ambiciosa, y seguro que preocupa en Nintendo a pesar de las palabras de Miyamoto.

 

  • Share This