El formato A3 ha muerto

El formato A3 ha muerto
19 de agosto, 2009

O casi. Por lo menos esto es lo que afirma uno de los fabricantes líderes de impresoras, Lexmark, tras realizar un estudio entre sus usuarios. Hoy significa poco más del 2% de las ventas de estos periféricos. Las prestaciones crecientes de los modelos A4 junto con la conciencia ecológica y de ahorro que empieza a calar en los consumidores ha condenado a estos periféricos a un uso mínimo y en nichos muy especializados como el de arquitectos. El A3 ha muerto. Viva el formato A4.

Las mejoras técnicas alcanzadas en el segmento de dispositivos multifunción A4 -junto a su mayor productividad y funciones medioambientales- son los principales factores que están contribuyendo a la desaparición de las tradicionales copiadoras en formato A3, tan populares antaño en entornos de oficina. Lexmark ha realizado un estudio que destaca que la incertidumbre económica y la creciente preocupación por el medio ambiente han llevado a un gran número de compañías a analizar los presupuestos de hardware IT y el consumo energético de sus dispositivos.

 

Los estudios de los analistas muestran que el uso de copiadoras A3 está llegando a su fin. Hace tan solo cinco años, estos equipos A3 eran líderes en el mercado empresarial, con una cuota de mercado del 60 por ciento frente a los dispositivos multifunción. Desde entonces, la dinámica del mercado -junto con el cambio de los formatos de papel- ha impactado negativamente en la supuesta preponderancia de las copiadoras en las oficinas.

 

Según las estadísticas, un 97,7% del papel utilizado en las oficinas tiene formato A4, comparado con un 2,3% correspondiente al formato A3. De esta forma, Lexmark considera que los equipos multifunción A4 seguirán incrementando su cuota de mercado. En este sentido, la Comisión Europea ha fijado como objetivo la reducción de las emisiones de carbono procedentes de las Tecnologías de la Información en un 20% durante los próximos diez años, además de incrementar la eficiencia energética en otro 20%.

 

Según apunta José Luis Domínguez, Director de Marketing y Canal de Lexmark España, “un gran número de compañías tienen más impresoras y copiadoras de las que realmente necesitan, y muchas de ellas deben consolidar sus equipos de hardware para reducir el consumo energético, minimizar costes y optimizar el espacio disponible”.

 

  • Share This