¿Cómo eres en Facebook?

¿Cómo eres en Facebook?
21 de agosto, 2009

Facebook destaca por muchas cosas, entre ellas la variedad en la tipología de usuarios. Desde el que cuenta todas sus peripecias desde que se levanta hasta que se acuesta hasta el que no para de utilizar aplicaciones de toda índole de forma automática, todos están en esta red. Con 250 millones de miembros es inevitable que cada internauta dé su uso particular a esta comunidad social que se ha convertido en la más grande del mundo. Dime cómo eres en Facebook y te diré quién eres en la vida real.

 

Los internautas se comportan de forma muy diferente en la Red y como no podía ser de otra manera, en Facebook. Cinco Días ha extraído un simpático listado con ciertos estándares de usuarios en la red social más grande del mundo que, en muchas ocasiones, resultan odiados por el resto de la comunidad. Si eres un asiduo a Facebook seguro que a más de uno puedes ponerles nombre y cara.

 

 

El “cuentalotodo”. “Me levanto”, “me estoy vistiendo”, “voy al baño”, “acabo de llegar a casa”…. y así hasta el infinito. Las actualizaciones de este usuarios son automáticas y cuentan todos los pasos que dan. En general, suelen ser acciones muy rutinarias que el usuario considera trascendentales para el resto porque, al parecer, su vida no se parece a la del resto de la humanidad.

 

El manager. Decir la verdad por encima de todo pero de una manera que puede llegar a ser pedante. Mostrar enlaces y enlace sobre noticias, artículos o incluso resultados que han obtenido para mostrar que son persoans cultas, actualizadas y muy pendientes de la actualidad.

 

El del millón de amigos. Al igual que en la vida real, muchos usuarios utilizan Facebook para mostrar que tienen infinidad de conocidos y amigos. De este modo, demuestran a la comunidad que son los más sociables y extrovertidos sin darse cuenta que lo importante no es la cantidad sino la calidad. El promedio normal de amigos es de unos 120, pero este tipo de usuario puede incluso llegar hasta los 1000.

 

El cotilla. Es inevitable echar una hojeada a los pasos de nuestros contactos. Sin embargo, hay usuarios que convierten esta rutina en su principal objetivo en Facebook lo que puede ser un peligro. Rumores falsos, noticias que todo el mundo sabe… Vamos, el típico chismoso que recobra fuerza en la red social.

 

El indiscreto. En vez de observar la vida de los demás, cuenta sus propias intimidades. Un usuario que no tiene ningún reparo en aprovechar las actualizaciones para contar que esta soltero, que necesita una chica o que ayer se lo paso muy bien con aquel chico que conoció.

 

El que necesita atención. Es una variante del anterior. En vez de contar sus intimidades, utiliza la red para dar lástima o demostrar sus estados. Una discreta forma de pedir apoyo, atención o simplemente que alguien le diga “¿estás bien?”.

 

El voyeur. Algunos usuarios prefieren ver antes que escribir. No actualizan su perfil pero siempre están presentes viendo que pasa entre sus contactos y a la mínima saltan con algún comentario que suele dejar fríos al resto.

 

El cascarrabias. Nada de lo que hacen los demás está, siempre tienen la última palabra en el tema porque prefieren discutir antes que zanjar una discusión. No hay nada que no tengan que criticar.

 

El paparazzi. Hay personas que disfrutan subiendo fotos de otras personas en un estado lamentable la anterior noche con el simple objetivo de reírse un rato.

 

El hiperactivo. Son unos fánaticos de todo tipo de aplicaciones y siempren necesitan que les ayudes con el maltrato animal o adivines cuál es su personaje favorito en La Guerra de las Galaxias. Su perfil está lleno de tests, aplicaciones y juegos.

 

Al leer este listado más de uno se habrá sentido identificado en algún momento con uno o varios tipos de personas. No obstante, si tu comportamiento es parecido pero no llega a ser una obsesión o una rutina diaria no hay problema. Todos tenemos algo de cotilla o hiperactivo.

 

  • Share This