Windows 7, a la basura

Windows 7, a la basura
26 de agosto, 2009

Una nueva campaña de la Free Software Foundation está dirigida a alertar a las empresas de los peligros de la adopción de Windows 7, el nuevo sistema operativo de Microsoft, y optar en su lugar por otras alternativas libres. La campaña de la FSF tiene un logo contundente y una página web, windows7sins.org (“los pecados de Windows 7”) que confirman las intenciones de este organismo. En realidad, afirma uno de sus responsables, se ataca a la filosofía de Microsoft en general, y no solo a Windows 7.

 

El sitio web puesto en marcha por la Free Software Foundation es un nuevo intento de tratar de convencer a empresas y usuarios finales de las desventajas que impone la apuesta por la filosofía propietaria de Microsoft.

 

 

En dicha página web la FSF enumera las razones por las que la elección de Windows 7 -y de cualquier otro producto de Microsoft- es errónea. Y según ese documento, esas razones son las siguientes: 

 

     1. Envenenamiento de la educación

 

     2. Invasión de la privacidad

 

     3. Comportamiento de monopolio

 

     4. Bloqueos a los usuarios

 

     5. Abuso de los estándares

 

     6. Imposición de plataformas DRM

 

     7. Amenazas a la seguridad de los usuarios

 

Esas 7 razones tratarán de ser también expuestas en un evento público que tendrá lugar hoy en Boston, al que además se sumará el envío de cartas a los CEOs de las 500 empresas de la lista Fortune, en las cuales se explicarán los riesgos para la privacidad, seguridad y libertad de esas empresas que provoca el uso de Windows 7.

 

Sin embargo y como indican en CNET, aunque el evento está orientado a hablar de la inminente presentación de Windows 7, la protesta en realidad está dirigida a la filosofía propietaria de Microsoft, y no concretamente a su nuevo sistema operativo.

 

Cuando Microsoft trata de impulsar [a las empresas] a usar una nueva versión, es un buen momento para volver a lanzar estos argumentos“, señalaba Peter Brown, director ejecutivo de la FSF, en una conversación telefónica con los redactores de CNET.

 

  • Share This