Mountain Advanced i5

Mountain Advanced i5
9 de septiembre, 2009

Desde hace unos días tenemos en el laboratorio la última propuesta de Mountain, un ordenador que toma como base el nuevo Intel Core i5 sobre el chipset P55. Componentes de última generación para un Mountain Advanced i5 que ofrece un rendimiento fantástico a precio razonable, al tiempo que conserva el buen hacer de la marca en el proceso de ensamblaje, posibilidades de ampliación y 2 años de garantía a domicilio.

En un cuidado embalaje encontraremos el ordenador acompañado de todos los cables necesarios y una carpeta con documentación (que incluye una detallada lista de todos los componentes del equipo y especificaciones), manuales, etc. En el proceso de pedido tenemos la opción de elegir si queremos un sistema operativo preinstalado de tal forma que encontremos el equipo listo para funcionar desde el primer momento.

El Mountain Advanced i5 viene ensamblado en una caja Antec Sonata Designer 500 de diseño futurista y un atractivo color blanco brillante. La elección de este componente en un PC de sobremesa es un aspecto importante y Mountain confía en un líder del mercado desde hace años para sus ordenadores.

Mountain confirma su cuidado por los detalles con un montaje excelente.

La caja está completamente realizada en acero y cuenta con un nivel de acabado sobresaliente. Si abrimos el portón lateral podemos apreciar el uso de paneles que absorben el ruido (laterales y superior), que junto al sistema de amortiguación para los discos duros garantizan un funcionamiento silencioso del ordenador y ausencia total de vibraciones. Además el frontal es desmontable, permitiendo un acceso sencillo a las bahías para dispositivos.

En el frontal encontramos cuatro bahías de 5,25 pulgadas. En nuestra unidad de pruebas encontramos un módulo de 3,5 pulgadas con lector de tarjetas, puertos USB, FireWire y tomas de audio y alimentación y una bahía ocupada por una regrabadora de DVD firmada por Samsung con tecnología LightScribe, protegida con un sistema de tapa abatible.

Un ventilador Antec Tricool de 12 mm. se encarga de la correcta refrigeración del equipo.

El corazón del equipo está formado por dos componentes de última hornada; el procesador Intel Core i5 750 (que analizamos en profundidad en nuestro laboratorio técnico) y una placa base ASUS P7P55D, de las primeras en soportar los nuevos micros de Intel y con unas prestaciones notables.

La placa incorpora el nuevo chipset P55 Express de Intel.

En nuestras pruebas el rendimiento de la nueva plataforma es excelente y los resultados se mantienen a poca distancia de los Intel Core i7 (también basados en arquitectura Nehalem) si no recurrimos a tareas muy específicas o pruebas sintéticas. En términos de relación calidad/precio/prestaciones la elección es idónea y posiblemente la veamos repetida en multitud de propuestas en los próximos meses.

El Mountain Avanced i5 se comporta con solvencia ejecutando todo tipo de software y se muestra especialmente efectivo en multitarea. Con videojuegos de última generación la influencia del procesador queda relegada a un segundo plano y la gráfica de gama media penaliza la puntuación global, aunque es posible ejecutar prácticamente cualquier título del mercado con la configuración ajustada.

La configuración de serie se completa con 4 Gbytes de memoria RAM DDR3 de Kingston, un disco duro Seagate de 500 Gbytes de capacidad y una tarjeta gráfica ASUS EN9600GT con un gigabyte de memoria dedicada. Quizás una gráfica más moderna o, sobre todo, más espacio de almacenamiento hubieran puesto la guinda al equipo pero suponemos que el fabricante no ha querido que el coste final se dispare.

La RAM en dos módulos idénticos permite aprovechar el doble canal.

Si bien con estos mimbres ya tenemos un equipo solvente para la mayoría de tareas Mountain admite multitud de ampliaciones y cambios en la configuración, pudiendo personalizar el equipo según nuestras necesidades. Entre las disponibles en su página web encontramos interesante invertir 80 euros adicionales en una gráfica ASUS GTS250 y cambiar el disco duro por uno que llega al terabyte.

Conclusiones

Mountain vuelve a demostrar su buen hacer con un equipo equilibrado que ofrece un gran rendimiento a un precio más que interesante. El Mountain Advanced i5 ofrece componentes de alta calidad sobre una base novedosa y ampliable que nos garantiza máquina para varios años.

El equipo cuesta 812 euros (IVA incluido), muy competitivo si tenemos en cuenta que integra lo último en materia de microprocesador y placa base. Además nos parece importante recordar que la compañía incluye dos años de garantía in-situ y soporte teléfonico. Un ordenador muy recomendable para usuarios que demandan potencia y quieren invertir en un equipo de futuro.

  • Share This