Apple iPod nano 5G

Apple iPod nano 5G
14 de septiembre, 2009

La keynote del 9 de septiembre de 2009 no sólo se recordará como aquella en la que se pudo ver a Steve Jobs en público por primera vez tras su trasplante de hígado y la correspondiente convalecencia, también pasará a la historia como la keynote en la que se presentó (entre otras novedades como iTunes 9) la quinta generación del iPod nano, que dicho así no parece muy llamativo, aunque la cosa cambia si tenemos en cuenta que es el primer iPod (y el único, por el momento) al que Apple le ha dotado de una cámara de vídeo (que no de fotos).

 

iPod nano 5G

 

La cámara de vídeo integrada en el iPod nano 5G es la estrella de esta nueva revisión, sobre todo tras comprobar que el iPod touch (tampoco el classic, algo que se había rumoreado) no la incluye, por lo que se convierte, como hemos dicho, en el único iPod con posibilidad de grabar vídeo. El visor de la cámara se ha situado en la parte trasera del reproductor, justo detrás de la rueda de control y casi en el borde. Así, cuando ponemos la cámara en marcha, la posición natural en caso de filmar en modo apaisado es viendo la pantalla del nano 5G de manera que la rueda de control quede a nuestra derecha, mientras que si la grabación es en vertical, grabamos con el iPod en su posición habitual delante nuestro.

 

Estamos seguros de que la ubicación de la cámara ha sido muy pensada por parte de los ingenieros de Apple, pero ya advertimos que si no tenemos cuidado es muy fácil que nuestros dedos salgan en el vídeo sin querer. Obviamente, si se presta un poco de atención, y tras algunas “meteduras de dedo”, acabaremos por acostumbrarnos. Eso sí, aunque ha habido muchas críticas en la Red sobre la ubicación de la cámara, nosotros pensamos que con un poco de cuidado no es un problema tan grande.

 

iPod nano 5G

 

La ubicación de la cámara en el iPod nano 5G no ha gustado a todo el mundo porque es muy fácil que nuestros dedos salgan sin querer en la grabación.

 

Para hacer uso de la cámara de vídeo sólo hay que desplazarse por el menú del iPod nano 5G e ir a la opción “Cámara de vídeo“. Tras pulsar en ella, justo desde ese momento podremos empezar a grabar, en formato vertical o apaisado, pulsando sobre el botón central de la rueda de desplazamiento del nano. Además, el micrófono incoporado de este iPod permitirá grabar audio en formato AAC. Y respecto a la calidad del vídeo, decir que es VGA H.264 de 640 x 480 píxeles a 30 frames por segundo, unas “credenciales” que no son espectaculares para cámaras de mayor tamaño, pero que en el iPod nano 5G son más que suficientes, sobre todo porque os podemos asegurar que su calidad es sorprendente. Para que os hagáis una idea de cómo graba el nuevo nano, el siguiente vídeo es un ejemplo que hemos subido a YouTube grabado íntegramente con el nano 5G (el día estaba ligeramente nublado y era por la tarde) y, según nuestra opinión, es de una calidad ligeramente superior a los vídeos grabados con el iPhone 3G S.

 

 

Pero las características de la cámara de vídeo no acaban aquí, ya que es posible elegir entre 15 efectos diferentes en tiempo real (sepia, blanco y negro, rayos X, antiguo, cámara térmica, seguridad, ciborg, abultamiento, caleidoscopio, movido, espejo, túnel de luz, abolladura, estiramiento y remolino) para que lo que estemos grabando adquiera un “toque” especial.

 

Por último, sólo nos quedará descargar los vídeos grabados al Mac o el PC para verlos en una pantalla mayor, subirlos a YouTube, compartirlos con nuestos amigos en Facebook o enviarlos otra persona a través de MobileMe, por ejemplo. El iPod nano 5G que hemos probado es el modelo de 16 Gbytes, por lo que si no lo hemos llenado muchísimo con música, fotos y vídeos, tendremos capacidad de almacenamiento suficiente como para grabar bastante vídeo. Después, al conectar el iPod al ordenador, se abrirá nuestro sofware de fotografía (en nuestro caso las pruebas se hicieron sobre un MacBook Pro, por lo que trabajamos con iPhoto) y desde él podremos pasar todos los vídeos que hayamos grabado.

 

Para finalizar con la cámara de vídeo del nano 5G, insistir de nuevo que, pese a lo que se podría pensar, este iPod no puede hacer fotos. Y por lo que sabemos no es una cuestión de software que se podría solucionar en una actualización próxima. Un detalle que seguro en el futuro añadirá Apple en un iPod nano 6G.

 

¿Un iPod con radio FM? 

 

Pue sí, el nano 5G no sólo ha “roto moldes” con la cámara de vídeo, también se ha saltado una norma que parecía inmutable dentro de Apple desde el lanzamiento del primer iPod. Hablamos del sintonizador de radio FM que hace años tienen otros modelos de la competencia, pero que, estamos seguros, todavía no hace nada de gracia a Steve Jobs, que, al contrario que nosotros, no es muy fan de los programas de radio (esto es una suposición basada en su negativa a incluir el sintonizador de FM en los iPods durante todos estos años).

 

iPod nano 5G

 

La radio sólo se puede escuchar cuando tenemos los auriculares conectados, ya que hacen de antena. Por lo demás, tenemos que decir que estamos muy contentos con la calidad de su receptor porque en sitios donde habitualmente no oíamos con claridad ciertas emisoras, el nano 5G ha superado con creces el desafío y nos devuelve un sonido bastante nítido. Una vez seleccionado el dial, podremos incluirlo en favoritos para no tener que andar después buscando cada vez que queramos oír una emisora determinada.

 

Pero aquí no acaba nuestro comentario sobre la radio. Si alguien pensaba que el bueno de Jobs se iba a conformar con incluir un sintonizador de FM y ya está… nada más lejos de la realidad. El nuevo iPod nano 5G cuenta con la función Pausa en directo, que permite  (con un solo clic) dejar de escuchar una emisora y después (con otro clic) retomar donde lo habíamos dejado. Incluso se puee retroceder hasta 15 minutos y después avanzar para volver a la emisión en directo.

 

VoiceOver: nos habla el iPod

 

En su día, cuando analizamos el iPod shuffle 3G, ya hablamos de la función VoiceOver, que es capaz de reconocer 20 idiomas: alemán, checo, chino cantonés, chino mandarín, coreano, danés, español, finés, francés, griego, inglés estadounidense, italiano, japonés, holandés, noruego, polaco, portugués, ruso, sueco y turco. iTunes selecciona automáticamente el idioma y la mejor voz para decir los nombres de las canciones y sus artistas. Obtiene información de la canción (título, artista y álbum) y aplica algoritmos para elegir el idioma correspondiente. Es decir, si iTunes localiza que una canción es inglesa, nos pronunciará tanto el nombre del artista como el título en el idoma de Shakespeare. Por supuesto, si quisiéramos escuchar esta información en otro idioma, se puede cambiar.

 

La información que aporta el iPod nano 5G es el nombre de la lista de reproducción en la que nos encontramos, el nombre de la canción y el artista que la interpreta. Es una pena que los auriculares incluidos en el nano 5G sean los habituales y normalitos de la mayoría de los iPod, ya que es muy cómodo controlar todo lo que ofrece VoiceOver, así como subir y bajar el volumen o pasar o atrasar de pista con los auriculares del iPod shuffle 3G.

 

Nosotros hemos conectado estos auriculares al nano 5G y funcionan de maravilla. Para ver lo que nos perdemos, recordar que podremos hacer una pausa en la canción que estemos escuchando, sólo hay que pulsar el botón central una vez. Si lo hacemos dos veces nos iremos a la canción siguiente, mientras que si pulsamos tres veces consecutivas iniciaremos la reproducción de la canción previa. Para saber el nombre de la melodía que estamos escuchando y el nombre del artista deberemos mantener pulsado el botón central un segundo más o menos. Por último, subiremos o bajaremos el volumen con el “+” y el “-” del mando de control.

 

iPod nano 5G

 

En plena forma con el podómetro

 

No estamos hablando del paquete Nike + iPod, que se vende aparte y principalmente consta de un sensor que se acopla en el compartimento incorporado bajo la plantilla de ciertos modelos de zapatillas de Nike registrando nuestra carrera y enviando los datos al iPod nano. Hablamos de un podómetro que hace uso del acelerómetro incluido en el nano desde su versión anterior y que registra los pasos que hayamos dado. Si lo mantenemos siempre activado, en todo momento sabremos cuánto hemos caminado en un día determinado (es posible además ver el historial), aunque también podemos ponernos objetivos para cumplirlos a lo largo del día.

 

Además, para llevar estadísticas de nuestros logros caminando (o corriendo, los pasos se miden de la misma forma), podremos conectarnos a la web que Nike ha preparado (www.nikeplus.com) de manera automática cuando sincronicemos el iPod nano con el Mac o el PC a través de iTunes.

 

iPod nano 5G

 

Conclusiones

 

Seguro que más de uno se estará preguntando si un 9,5 es una puntuación un poco elevada (está rozando la perfección) para la quinta generación del iPod nano de Apple. Nosotros sinceramente creemos que no, ya que las novedades incluidas por los de Cupertino en su iPod más vendido de la historia colman casi todos nuestros deseos.

De entrada, la cámara de vídeo tiene una calidad tan aceptable que más de un fabricante de pequeñas cámaras de vídeo estará tirándose de los pelos porque el iPod nano 5G puede dinamitar este mercado. Además, ahora la pantalla es de 2,2 pulgadas (0,2 pulgadas más que el modelo anterior) y ha aumentado su resolución de 240 x 320 a 240 x 376 píxeles, que no parece mucho, pero sí se aprecia nada más tenerlo en las manos. También hay que destacar que se sigue vendiendo en nueve colores diferentes (plata, negro, morado, azul, verde, naranja, rosa, PRODUCT RED y un naranja especial; estos dos últimos sólo se pueden adquirir a través de la Apple Store) y que el material del que están hechos “repele” las huellas dactilares (salvo la pantalla, ya no tendremos que pasarnos todo el día sacando brillo) y también es muy resistente a los rayajos.

Pero aún hay más. El sintonizador de radio FM era algo que veníamos pidiendo hace tiempo en todos los nuevos iPods que se presentaban y la verdad es que ya empezábamos a perder la esperanza de verlo algún día sin tener que comprar un dispositivo aparte; también está el podómetro, la tecnología VoiceOver, las mezclas Genius, la grabación de audio y…. la inclusión de altavoces.

 

¿Qué más se puede pedir a un reproductor de vídeo y musica que en su versión de 8 Gbytes cuesta 139 euros y en la de 16 Gbytes se vende por 169 euros? ¿WiFi, cámara de fotos, acceso a la App Store? Sí, pero dejemos algo para el futuro iPod nano 6G 😉

 

  • Share This