Optimiza Windows 7 para juegos

Optimiza Windows 7 para juegos
28 de septiembre, 2009

Los juegos de ordenador, en particular los juegos 3D, suelen ser de las aplicaciones más exigentes con el hardware de nuestro ordenador. He aquí algunos consejos para preparar nuestro PC con Windows 7 para jugar sin problemas. Se trata de configuraciones, utilidades y trucos que permiten liberar al máximo los dispositivos del ordenador para que nuestros juegos puedan funcionar a la perfección. Conseguiremos así evitar molestos saltos en la imagen o que el juego se detenga sin razón aparente.

Los juegos en 3D se encuentran entre las aplicaciones más exigentes con el hardware del ordenador. No solamente en lo que respecta a la tarjeta gráfica, sino también en cuanto a memoria, procesador, disco duro… Si el sistema operativo sobre el que instalamos el juego no está bien configurado, es posible que no podamos aprovechar al 100% las capacidades del ordenador para poder jugar en condiciones.

Vamos a ver algunos consejos que nos ayudarán a que los juegos funcionen de forma más suave y realista en nuestro ordenador con Windows 7, un sistema operativo que, como ya vimos, viene bien preparado para los juegos.

1. Actualiza controladores

Aunque MIcrosoft está haciendo un esfuerzo para que los controladores de todos los productos a la venta estén disponibles para Windows 7, es posible que en algún caso nuestra tarjeta gráfica no tenga instalada la última versión. Las opciones en este caso son por un lado Windows Update (se puede acceder escribiendo Update en el buscador del menú de inicio) o acudir a la página web del fabricante de la tarjeta gráfica.

Por otro lado también es conveniente visitar la página web del fabricante del juego que vamos a instalar. En ocasiones existen parches que solucionan problemas de compatibilidad o rendimiento que podemos arreglar instalando un pequeño programa. Windows 7 dispone de una utilidad denominada Explorador de juegos que permitirá entre otras cosas la actualización automática de los mismos. También comprobaremos la compatibilidad de la tarjeta gráfica con DirectX 11, si el juego saca partido de estas librerías gráficas.

2. Activa ReadyBoost

La utilidad ReadyBoost ha sido potenciada en Windows 7 y ahora permite obtener beneficios reales en cuanto a velocidad de funcionamiento del ordenador. Para activar la función tendremos que insertar una llave de memoria USB compatible y una vez que aparezca el icono en la lista de dispositivos de Mi Equipo hacer clic con el botón derecho sobre él y activar la función. Se trata de una utilidad que nos ayudará sobre todo si disponemos de poca RAM.

3. Desactiva programas en funcionamiento

Antes de ejecutar el juego es conveniente desactivar cualquier programa que resida en memoria y que no sea necesario para el funcionamiento del mismo. Para conseguirlo accederemos al administrador de tareas pulsando simultáneamente Control Alt y Suprimir. De la lista de aplicaciones cerraremos solamente las que conozcamos y sepamos que no son necesarias (programas relacionados con iTunes, módulos de carga rápida de Office y OpenOffice.org…)

En el caso de los antivirus, es conveniente asegurarnos que no vayan a iniciar un análisis programado durante la sesión de juego. No es recomendable desactivarlos durante el juego, pero si notamos una bajada de rendimiento y queremos desactivar el antivirus residente de todas formas, lo mejor será desconectar el ordenador de Internet para evitar sorpresas o ataques. Algunos antivirus tienen un "modo juego" para pasar a estado menos activo.

4. Elimina malware

Una de las razones más habituales para la ralentización del ordenador es la presencia de malware en nuestro disco. Antes de poner en marcha el juego haremos un análisis del disco. Muchos antivirus permiten un análisis rápido para que no tengamos que esperar en exceso antes de empezar a jugar con ellos.

5. Desfragmenta el disco duro

Los juegos de ordenador hacen un uso intensivo del disco duro para cargar gráficos y texturas. A veces se trata de ficheros no muy grandes pero muy numerosos. Es conveniente realizar una desfragmentación para que el disco pueda acceder de forma más rápida a esos datos. Para desfragmentar haremos clic con el botón derecho en el icono del disco y elegiremos Propiedades, luego Herramientas y a cotinuación Desfragmentar ahora.

6. Usa programas de optimización

Para conseguir que el ordenador funcione al 100% también podemos utilizar programas de optimización como CCleaner. También existen aplicaciones específicas que configuran el equipo para que esté mejor preparado para la ejecución de juegos. Es el caso del programa gratuito Game Booster, de Game Accellerator o de GameGain. Estas aplicaciones son capaces incluso de crear perfiles específicos para juegos.

  • Share This