El Kindle DX, suspenso

El Kindle DX, suspenso
29 de septiembre, 2009

Un grupo de 50 estudiantes de la prestigiosa universidad de Princeton recibieron un Kindle DX para evaluar qué tal se comportaría este lector de e-books a la hora de servir como ayuda para los universitarios. El resultado no parece haber sido satisfactorio, ya que la mayoría de ellos han indicado que el producto de Amazon no les ha parecido cómodo para las tareas académicas, a pesar de poder ahorrarles mucho peso en los libros de texto que deben usar en sus clases. 

 

El pasado miércoles esta universidad anunció que los estudiantes de tres asignaturas pertenecientes a distintas carreras recibirían un Kindle DX con los textos necesarios para el semestre. Ese anuncio confirmaba el anuncio previo que se realizó en mayo conjuntamente con Amazon, una empresa liderada por Jeff Bezos, ex-estudiante de Princeton.

 

 

Sin embargo, el éxito del Kindle DX como asistente para los estudios universitarios ha sido inexistente. Uno de los estudiantes indicaba que “odio sonar como un anti-progresista, pero esta tecnología es un pobre ejemplo de una herramienta académica. Falla mucho, es lenta y es un horror interactuar con ella“.

 

La opinión de ese estudiante en realidad era solo un ejemplo de otros estudiantes e incluso de profesores que han explorado este lector de libros electrónicos como un posible sustituto de los libros de texto convencionales. Stan Katz, uno de los profesores implicados en la iniciativa, explicaba que había algunas barreras en las prestaciones del Kindle DX.

 

Por ejemplo, es complicado marcar de forma rápida párrafos o partes de los textos, y las páginas del Kindle carecen de numeración, lo que hace que los alumnos lo tengan complicado a la hora de incluir citas en sus trabajos. Aunque muchos destacaron que los textos se leen muy bien sin que aparezca un posible cansancio tras un uso prolongado, parece que será difícil que el lector de e-books sustituya a los libros convencionales. Al menos, a corto plazo.

 

  • Share This