Samsung LED 46B7020

Samsung LED 46B7020
1 de octubre, 2009

La firma coreana acerca la tecnología LED al gran público con un televisor excepcional de diseño ultraplano y resolución nativa de 1.920 x 1.080 píxeles (FullHD). Excelente calidad de imagen, una electrónica brillante y precio competitivo son sus credenciales para posicionarse en el mercado. Analizamos el modelo de 46 pulgadas, una opción idónea para sacar el máximo partido de los contenidos en alta definición.

Samsung presentó hace algún tiempo su nuevas series de televisores: 8000, 7000 y 6000. Las diferencias más notables son que el tope de gama incluye Motion Plus a 200 Hz (además de algún detalle menor como el mando a distancia por radiofrecuencia) y que los modelos de la serie de entrada carecen del reproductor de medios que sí encontramos en el modelo que analizamos que, en nuestra opinión, es el más equilibrado de la oferta que propone la firma coreana.

 

Desde el momento que sacamos el televisor de su embalaje los comentarios alabando su diseño fueron unánimes en la redacción. Samsung ha realizado un increíble ejercicio de miniaturización para conseguir una pantalla de más de un metro de ancho que no supera los tres centímetros de grosor. Aspectos como el acabado o la calidad de construcción son sobresalientes, destacando especialmente el perfecto ensamblaje del chasis posterior y la robustez de los puertos.

 

 

El borde rojo del marco aporta un toque estético muy elegante.

 

El panel está rodeado por un bisel negro pulido con una sutil línea roja en los bordes. La peana apuesta por las formas angulosas y su pie es translúcido, aportando una sensación de ligereza muy interesante al conjunto. Sin lugar a dudas es una de las pantallas más espectaculares que hemos probado en el laboratorio.

 

Entre los accesorios incluidos nos llamó la atención un curioso mando a distancia secundario en forma ovalada y una línea de diseño similar al del televisor que permite un acceso rápido al cambio de canales y volumen. Puede resultar útil para que lo utilicen los niños, personas mayores, etc. que no necesitan acceso a las funciones avanzas de las que disponemos con el principal.

 

 

La peana encaja con el panel y lo adelanta sobre el pie. Para la instalación solo es necesario apretar tres tornillos.

 

Afortunadamente y gracias al gran trabajo de los ingenieros un diseño tan fino no ha sido impedimento para dotar al Samsung B7020 de todas las opciones a la hora de conectarlo a otros dispositivos. En la parte trasera encontraremos 4 puertos HDMI, 2 USB, Ethernet, componentes, VGA y salidas de audio analógicas y digitales (en la ficha adjunta están disponibles las especificaciones completas). Tampoco falta la ranura para tarjetas PCMCIA, fundamental si queremos disfrutar de los contenidos de la nueva TDT de pago.

 

 

 

La pantalla Samsung B7020 incorpora todas las tecnologías que podemos esperar de un modelo de última generación; soporte para DLNA, sintonizador de TDT de alta definición, frecuencia de 100 Hz o Yahoo! Widgets son sólo algunas de las funciones que se observan en su lista de características técnicas, haciendo del producto todo un ejemplo de versatilidad.

 

 

Uno de los aspectos más trabajados en esta nueva serie es la interfaz de control. La marca se ha percatado que de poco sirve tener cientos de funciones a nuestra disposición si para ponerlas en marcha tenemos que navegar por interminables menús y activar opciones poco claras. También nos parece todo un acierto el fondo transparente que permite ver el efecto de los cambios realizados en tiempo real (brillo, luz de fondo, nítidez, etc.).

 

Samsung ha cuidado el orden lógico de las configuraciones, mostrando sólo la información necesaria para no abrumar al usuario novel y merece la pena destacar el cuidado por el diseño y la usabilidad de este apartado.

 

 

 

Para probar la pantalla Samsung 7020B utilizamos diversas fuentes: TDT convencional, un reproductor de Blu-ray, un disco multimedia con capacidad para reproducir múltiples formatos (MKV entre ellos) y la popular PlayStation 3. Como siempre realizamos un calibrado previo y utilizamos diferentes materiales para obtener una visión más global del rendimiento.

Nuestra primera impresión es que el valor nitidez por defecto viene algo bajo y la tecnología LED permite apurar este ajuste sin obtener imágenes demasiado artificiales. La luminosidad del panel es relativamente uniforme pero notamos más su presencia en las esquinas que en la parte central. Es probable que con un panel no tan grande (existe un modelo de 40 pulgadas) este efecto sea menos perceptible. En cualquier caso sólo está presente en escenas muy oscuras o fondos estáticos para pruebas de color  y, si no somos demasiado exigentes, no resulta molesto en la práctica.

 

Samsung ha utilizado una estrategia de atenuación automática de la iluminación con el objetivo de lograr unos negros lo más profundos posible, teniendo en cuenta las singularidades del edge LED. Así, cuando el color de la imagen baja de un determinado nivel la iluminación se regula de forma automática. En la práctica resulta casi imperceptible para un ojo no demasiado exigente, pero existe en todos los modos de funcionamiento exceptuando al destinado a videojuegos.

 

 

 

Aunque la TDT no es lo ideal para aprovechar un panel de esta categoría, el televisor se desenvuelve bien gracias a su buen comportamiento escalando y eliminando artefactos. La tecnología Motion Plus 100 Hz hace posible disfrutar de escenas rápidas y deportes sin problemas de saltos o estelas. Algo parecido ocurre cuando visualizamos un DVD o vídeos en DivX desde un reproductor multimedia: la excelente electrónica sale al paso y resuelve la mayoría de problemas con brillantez.

 

 

 

La conocida película “El caballero oscuro” es una de nuestras favoritas para probar los televisores por sus escenas de acción y abundancia de negros y trancisiones complicadas. La pantalla Samsung B7020 pasa la prueba con resultados sobresalientes. Sin lugar a dudas estamos ante el mejor televisor LCD que ha pasado por nuestro laboratorio técnico, especialmente en lo que a profundidad de negros y contraste se refiere.

 

 

 

Dentro de unos días publicaremos el análisis del que, posiblemente, sea el gran rival de esta Samsung, la Panasonic V10 de 42 pulgadas. Hemos tenido la oportunidad de probar los dos dispositivos al mismo tiempo, utilizando fuentes idénticas, y ya os adelantamos que estamos preparando un articulo comparativo. Como aperitivo comentar que, si bien la tecnología edge LED supone un importante salto respecto a lo que ofrecian los LCD convencionales (incluyendo a los de alta gama), aún no pueden competir con el plasma en aspectos como la rotundidad de negros, el contraste o la fidelidad de color.

 

 

 

La experiencia de disfrutar conectar la PS3 y disfrutar de videojuegos de última generación en una pantalla de 46 pulgadas es sublime. Seleccionando el modo juego el lag es imperceptible y no existen efectos estela o artefactos en transcisiones rápida. Excelente también en este punto. En el apartado multimedia destacar de nuevo la facilidad de uso y la posibilidad de reproducir todo tipo de archivos desde el puerto USB, incluyendo películas en el popular formato MKV.

 

El apartado sonoro sí se ve claramente penalizado por el perfil estrecho del televisor. Aunque el sistema de sonido ofrece una calidad aceptable y no produce distorsiones importantes, es fácil notar una alarmante falta de rotundidad en graves y pocos matices en situaciones complejas.

 

Si siempre es una práctica recomendable añadir un sistema de sonido dedicado a un televisor de estás características (solemos recomendarlo en el laboratorio), en el caso de la pantalla Samsung B7020 se convierte en algo casi obligatorio para usuarios con ciertas pretensiones de aprovechar las posibilidades de los nuevos medios.

 

Conclusiones

 

Tenemos que alabar el esfuerzo de Samsung creando un producto con tecnología LED a precio competitivo. Como hemos comentado, la disposición en los bordes de los LED tiene sus limitaciones pero es una alternativa superior a los LCD convencionales y sus posibles errores pasarán desapercibidos a no ser que seamos especialmente exigentes.

 

Nos gustaría destacar especialemente su excelente rendimiento con TDT y DVD, máxime teniendo en cuenta tendremos que esperar algunos años para ver la TDT HD totalmente implantada en nuestro país y que el salto a Blu-ray sigue suponiendo una inversión que no todo el mundo esta dispuesto a hacer. El comportamiento con material de alta defición es excelente.

 

En el lado de los aspectos que debería mejorar encontramos un sistema de sonido sólo correcto, aunque entendemos que con las limitaciones fisicas de un chasis que no supera los tres centímetros de grosor poco más se puede hacer. En nuestra opinión, uno de los mejores televisores del mercado y una seria alternativa al plasma.

 

  • Share This