Samsung y la conectividad

Samsung y la conectividad

La conectividad no es un concepto nuevo, pero sí una asignatura pendiente en el mundo de la electrónica de consumo en general. Los televisores, cámaras de fotos, teléfonos móviles, ordenadores vivían aislados entre sí… hasta ahora. Sammsung presentó ante medios digitales una importante apuesta en su amplia gama de productos de informática, telefonía móvil y electrónica de consumo para que todos ellos puedan conectarse entre sí de forma sencilla y por otro lado la mayoría pueda conectarse a Internet.

Los usuarios nos encontramos muchas veces con unos productos de electrónica de consumo trufados de tecnología pero que en ocasiones fallan en solucionar ciertas situaciones: ¿por qué no puedo ver directamente las fotos de mi cámara en el televisor sin necesidad de cables ni configuraciones? ¿Por qué no puedo reproducir desde mi televisor las películas que tengo almacenadas en mi portátil sin más accesorios?

En una reciente presentación a los medios de su nueva gama de productos, Samsung ha querido contestar a algunas de estas preguntas con un concepto: el de la interconectividad. En la nueva oleada de modelos de Samsung que abarcan desde los nuevos terminales de telefonía móvil hasta los televisores LED pasando por los nuevos portátiles ultraligeros o los nuevos modelos de cámaras de foto compactas, los ingenieros de Samsung han trabajado para que todos ellos puedan comunicarse entre sí y a la vez con los servicios más populares para compartir contenidos en Internet.

El tema de compartir contenidos es clave en la nueva gama de productos de Samsung y no se basa en tecnologías propietarias, sino en siglas que todos conocemos como WiFi o Bluetooth, y otras quizás menos populares pero que demuestran su tremenda eficacia como la DNLA. Samsung no solo nos ha mostrado en una presentación la potencia de la conectividad de sus nuevos productos, sino que pudimos asistir a una demostración de como precisamente el DNLA permite compartir contenidos entre casi cualquier tipo de dispositivo de la marca.

Quizás los protagonistas más atractivos de la presentación fueron los teléfonos móviles. Samsung puso en nuestras manos los nuevos Omnia II, una nueva generación de potentes terminales multitáctiles basados en Windows Mobile 6.5 con la excelente pantalla AMOLED y una cámara de 5 megapíxeles. Disponen de amplia conectividad a través de HSDPA y WiFi compatible con el mencionado DNLA para compartir contenidos fácilmente.

Aunque el Windows Mobile lastra un poco las prestaciones de este móvil, que pudimos probar, lo cierto es que es sencillo de utilizar (gracias también al entorno gráfico modificado por Samsung) y ofrece una excelente pantalla además de múltiples aplicaciones de conectividad y reproducción multimedia. Durante la demostración de las posibilidades DNLA se utilizó un Omnia II para reproducir directamente a través de un televisor con WiFi un vídeo almacenado en el móvil.

El Omnia se presenta con la versión táctil, otra versión táctil pero con teclado escamoteable y otra con una pantalla más pequeña y un pequeño teclado QWERTY en la parte inferior. También habrá una versión Lite con menos prestaciones pero con pantalla táctil completa. En la presentación tambien se anunció la gama de móviles Corby, con pantalla táctil y personalizables con carcasas de distintos colores y diseños.

Al igual que el Omnia II se ofrecerá en distintas versiones incluida una pro con teclado completo. Además tuvimos la sorpresa de poder probar el modelo de Samsung basado en Android, el Galaxy. Con este móvl la empresa demuestra que no renuncia a ninguna plataforma a la hora de diseñar y producir smartphones. También pudimos probar el nuevo móvil para llevar siempre encima, el modelo 9110, un teléfono con pantalla de 1,76 pulgadas con formato de reloj de pulsera.

En el apartado de ordenadores portátiles, Samsung ha presentado los modelos N130 y 140. Se trata de las nuevas versiones de netbooks basados en Intel Atom, con características parecidas a sus antecesores, incluido el amplio teclado que incorporarán Windows 7 starter a partir del 22 de octubre. Sin embargo los protagonistas fueron los modelos ultraligeros de la serie X.

Samsung ha presentado una nueva gama de portátiles basada en la plataforma ULV (voltaje ultra bajo) de Intel que les ha permitido diseñar modelos con un espesor mínimo y una duración de la batería mayor (más de 10 horas) que la que suelen ofrecer este tipo de ordenadores. Los modelos se distinguen por el tamaño de la pantalla: X120, de 11,6 pulgadas, el X420 con pantalla de 14 y el X520 con 15,6 pulgadas de pantalla led, todas ellas de 1366×768 puntos de resolución.

Salvo el X120, que incorpora un Céleron de bajo voltaje, el resto de la gama ofrece procesadores de doble núcleo ULV. También pudimos tener entre manos la nueva gama de portátiles Samsung. Los de la serie N mantienen un diseño compacto y austero con un buen teclado, además de ofrecer un aspecto incluso más robusto que sus antecesores. Al probar la serie X, en la que nos ha parecido excelente la pantalla y la velocidad de ejecución sobre todo en los modelos grandes, no acaba de convencernos el diseño de la carcasa, que hace que a los lados del teclado haya unos realces.

En el apartado de las cámaras tampoco se renuncia a la conectividad, pero es que además se añaden nuevos elementos muy interesantes. Es el caso del modelo ST1000, que no solamente dispone de conectividad Bluetooth y WiFi compatible con DNLA, sino que también dispone de GPS que permite geolocalizar de forma automatica las fotografías que tomemos. Además permite enviar material audiovisual directamente por correo electrónico o compartirlos por Internet.

Se trata de una cámara de 12,2 megapíxeles de diseño ultraplano con pantalla táctil de tecnología AMOLED. También se presentó el modelo ST550, una cámara que también ofrece 12,2 megapíxeles y que dispone además de la pantalla táctil AMOLED de 3,5 pulgadas de una pantalla LCD frontal adicional. Con ella podemos ver nuestro rostro si tomamos un autorretrato o mostrar imágenes para que los niños miren a la cámara durante la toma. Ambas cámaras, a falta de pruebas a fondo, se han mostrado extremadamente intuitivas en su uso y con buenas cualidades ópticas.

Como hemos dicho, la presentación concluyó con una demostración de las posibilidades de interconexión DNLA. Con una cámara ST1000 conectada por WiFi con un televisor LED de la serie 8.000, se pudo controlar la reproducción de vídeos y fotografías con el mando a distancia de la pantalla y sin necesidad de cables o instalaciones. También se realizó la prueba de conexión del Omnia II que ya hemos comentado y la reproducción de vídeos desde el disco duro de un portátil, siempre a través de la tecnología DNLA.

  • Share This