Motor de plasma preparado

Motor de plasma preparado
4 de octubre, 2009

El motor de plasma ideado por el físico y astronauta costarricense Franklin Chang Díaz ha superado la última prueba de funcionamiento en la Tierra, alcanzando la máxima potencia prevista de 200 kilovatios. Superadas todas las pruebas en laboratorio, el paso siguiente será construir el motor que partirá rumbo al espacio y se probará en la Estación Espacial Internacional tras el acuerdo con la NASA. El sueño de una máquina que permita viajes rápidos y económicos por el universo, está más cerca.

El motor de plasma VX-200, ideado por el físico costarricense, superó la potencia máxima prevista de 200 kilovatios en una gran cámara de vacío que simula las condiciones del espacio exterior. El test era el último antes de pasar a la fase construcción, aunque el equipo pretende analizar el comportamiento del plasma y los componentes del motor antes de fabricar el motor que volará en el espacio.

Un vuelo de prueba que tendría lugar en 2013 tras el acuerdo de la NASA con la compañía de Chang, un físico que trabajó en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y como astronauta de la agencia espacial estadounidense y que está empeñado en cumplir su sueño de poner un motor de plasma en el espacio.

Nueva tecnología que funciona de forma similar a la de un cohete químico tradicional, aunque en lugar de combustible, se acelera el plasma, el cuarto estado de la materia. En la primera etapa del motor, que funciona a 30 kilovatios, se obtiene el plasma, al calentar gas argón con una antena de radiofrecuencia formando una sopa de iones a más de 50.000° C.

En la segunda etapa, que trabaja a 170 kilovatios, con ayuda de otra antena se acelera el plasma para lograr la propulsión deseada del motor, conteniendo el recipiente para el plasma mediante un campo magnético potentísimo logrado usando magnetos superconductores que trabajan a bajísimas temperatura de -268° C. Parece que los vuelos tipo StarTrek son cuestión de tiempo.

  • Share This