¿Qué pasará con Windows 7?

¿Qué pasará con Windows 7?
13 de octubre, 2009

Nos acercamos al lanzamiento mundial de Windows 7, el nuevo sistema operativo de Microsoft, y aunque todo parece prometedor para este desarrollo, hace tres años la situación con las versiones previas de Vista era similar. Las críticas anteriores al lanzamiento eran positivas y pocos imaginaban el fiasco final en el que se convertiría ese sistema operativo de Microsoft, que nunca llegó a convencer a industria y usuarios. ¿Podría ocurrir lo mismo con Windows 7? Pronto lo descubriremos.

La reflexión nos llega desde Technologizer, donde han realizado un extenso análisis de la situación que existía hace 3 años, cuando Microsoft estaba a punto de presentar Windows Vista oficialmente y de ponerlo a disposición de empresas y usuarios.

 

 

Las críticas a Windows Vista y a sus versiones preliminares habían sido bastante positivas en los medios, y de hecho en Technologiezer hacen un resumen de hasta 9 análisis distintos de medios muy respetados y populares en Internet en Estados Unidos en los que prácticamente ningún redactor logró augurar el futuro real que le esperaba a Windows Vista, que por entonces se veía como un revulsivo para la industria.

Sin embargo no fue así, y el lanzamiento resultó ser un fiasco al llegar con diversos conflictos y problemas que hicieron que Vista nunca fuera el éxito que Microsoft hubiera deseado. A pesar de que muchas de las asperezas fueron limadas con el Service Pack 1 de Windows Vista, ya era demasiado tarde.

De los nueve análisis que diversos periodistas técnicos y analistas realizaron sobre Vista en las semanas previas al lanzamiento, solo una llegó a mostrar de forma más clara las desventajas y problemas con los que podía contar ese sistema operativo, mientras que el resto parecían muy conformes con el rendimiento de una versión que, como se vio, no fue lo que la gente esperaba.

¿Podría ocurrir lo mismo con Windows 7? El periodo de pruebas ha sido más amplio y más público de lo que fue con Windows Vista, y todo apunta a que Microsoft ha aprendido de sus errores y ofrece un producto mucho más sólido y pulido. Sin embargo, no será hasta su implantación masiva que veamos si realmente Windows 7 tiene papeletas para convertirse en el sucesor definitivo de Windows XP, algo que Vista no pudo ser.

  • Share This