WD TV Live HD

WD TV Live HD
25 de octubre, 2009

Nueva versión de uno de los reproductores multimedia más aclamados en los últimos tiempos por su versatilidad, facilidad de uso y calidad. En esta entrega incluye conectividad en Red, más opciones de sonido y una interfaz mejorada. El WD TV Live HD sigue con su propuesta de ser independiente del sistema de almacenamiento, su compatibilidad con casi todos los formatos, su enfoque a la alta definición. Como opción, si no tenemos el router cerca, WD comercializa un conector externo WiFi.

Salvo el color gris oscuro, el WD TV Live HD es idéntico a su hermano menor, el WD TV HD.

Los reproductores multimedia son uno de los productos más demandados por los usuarios. Las posibilidades que nos ofrece Internet para conseguir todo tipo de contenidos multimedia o la ventaja de prescindir de soportes ópticos (que ocupan espacio, se deterioran … ) son algunas de las causas de la proliferación de estos aparatos. Eso sí, hay modelos para todos los gustos. Con disco incluido de capacidades insoñables, con decodificador TDT para grabar de la tele, con todo tipo de conectores, WiFi etc.

El reproductor que nos ocupa, el Western Digital TV Live HD corresponde a la segunda generación de este dispositivo que causó furor en su presentación a finales de 2008 y del que se han vendido millones de unidades en todo el mundo. Su principal prestación es, gracias a un conector HDMI, el poder reproducir en alta definición, en "full HD" (1.920 x 1.080 píxeles). La segunda característica fundamental es que no incluye disco duro. Esto, que parece una desventaja, es a la postre todo lo contrario. Y es que el dispositivo nunca se nos queda obsoleto ya que podemos cambiar de disco cuando queramos. Además, la propia alimentación del reproductor proporciona la energía necesaria al disco.

Pues bien, a estas prestaciones se le ha añadido la posibilidad de conexión en red gracias al puerto Ethernet que incorpora en su parte posterior. Esto nos permite enchufarlo directamente al router (o a un conector WiFi opcional que comercializa la propia WD, aunque también es posible conectar otro compatible) y reproducir todo tipo de contenidos que tengamos en otros ordenadores. Eso sí, esta prestación "encarece" el producto 50 euros así que, o tenemos muy claro que vamos a enchufar nuestro WD HD TV a la red o nuestra recomendación es comprar la primera versión, todavía viva. Incluso la compañía ha sacado el WD TV Mini, una opción más básica que no reproduce archivos de alta definición y cuesta 79 euros, recomendable para televisiones de las antiguas. Los tres modelos conviven en la actualidad en las tiendas.

Externamente, salvo por el cambio de nombre, la caja es muy similar.

La interfaz del WD HD TV Live se ha mejorado, haciéndola más amigable y visual, y la lista de formatos soportados es aún más extensa (el probable que estas mejoras también lleguen al WD TV mediante una actualización de firmware descargable vía web) incluyendo MKV, RM, AVI, MOV, VOB, M2T, M2TS, OGG, OGM, MP3, WAV, AAC, ASS, SSA, SRT, SAMI, etc. También tiene soporte para sonido DTS, uno de los aspectos que más echamos de menos en el modelo anterior.

Diseñado originariamente para enchufar los populares lingotes de Western Digital, los Passport, el WD TV HD Live cuenta con dos entradas USB para "pinchar" todo tipo de dispositivos, incluido un conector WiFi. Este independencia del almacenamiento para nosotros es una ventaja sobre todo por la tendencia a aumentar la capacidad y bajar el precio de estos dispositivos.

Trasera del WD HD TV Live. A la vista los conectores de alimentación, USB, HDMI, audio óptico para home cinemas, red, audio y vídeo convencial.

Instalación instantánea

Si algo destacan estos reproductores frente a otros dispositivos, es su simple instalación. Tan sólo hay que enchufarlo a la corriente, conectarlo a la televisión vía los populares cables de vídeo compuesto o el aconsejado HDMI si se dispone de un televisor que lo soporte, y por supuesto, el disco duro lleno de contenidos. Nada más. A encender y a disfrutar. Eso sí, el cable HDMI no está incluido.

Al conectar un disco duro a uno de los conectores USB, el sistema lo peina en busca de contenidos multimedia. Es bastante rápido en clasificar la información incluso si conectamos dos discos a la vez. La salida en pantalla, a lo Media Center, clasifiica los contenidos en música, fotos y vídeo, además de las opciones de configuración. Por supuesto, el lenguaje español está incluido.

Tras enchufarlo a la tele y encenderlo, nos aparece el software de navegación. Este carga muy rápido y nos permite, a través del mando a distancia, navegar por los distintos apartados multimedia. En el menú de fotos nos permite visualizarlas oyendo música y con numerosos efectos especiales. También acepta la función zoom así como búsquedas de archivos por nombre, fechas, más vistos, etc. La música también se puede controlar desde este dispositivo, algo interesante si disponemos de un buen sistema home cinema.

Pero el plato fuerte es el vídeo en alta definición, a 1.080 líneas si utilizamos el cable HDMI. El WD TV HD Liver encuentra todas las películas, independientemente del formato en que se encuentren (incluyendo h.264 y MKV), y las muestra en pequeñas miniaturas que hacen más agradable la navegación. Una vez seleccionado el título y dado al play ofrece todo tipo de controles: avance, retroceso, búsqueda, subtítulos…

El menú de reproducción es muy limpio y eficaz. Se maneja de forma intuitiva.

Conclusiones: una buena alternativa

El WD TV HD Live es una solución ideal para aquellos que quieran HD de calidad. No incluye como otras ofertas conexión WiFi ni decodificador TDT para poder grabar contenidos de la televisión en modo nativo. Pero a cambio ofrece una calidad de reproducción muy alta (sobre todo en conexión HDMI). Recomendado para todos aquellos que ya dispongan discos de WD USB (o de otros fabricantes) y quieran convertirlos en multimedia. Como hemos dicho al principio, la opción HD Live está recomendada para aquellos que quieran disfrutar contenidos a través de su red local. Con esta opción podremos conectar el dispositivo a servicios de vídeos y fotos on-line como YouTube, Flickr, Live 365 y Pandora. Probamos con algún vídeo en alta definición de YouTube con resultados muy satisfactorios.

Además, su tamaño y simplicidad permite llevarlo a cuestas con nuestros contenidos multimedia y enchufarlo a cualquier televisor, proyector… que esté a nuestro alcance en cuestión de minutos. Por tanto es idóneo también en entornos profesionales para presentaciones, ferias, etc. Acepta cualquier fichero de vídeo, incluso los populares .MKV, y nunca se queda viejo o sin capacidad pues lo único que tenemos que hacer es cambiar de disco.

Eso sí, nos parece caro frente a otras alternativas que ofrecen casi lo mismo y encima incluyen el soporte de almacenamiento. Lo dicho una opción que nos ha encantado salvo por el precio. El WD TV Live HD está disponible en los distribuidores autorizados a un precio de 149 euros. Eso sí, en nuestra tienda on-line puedes encontrar este dispositivo mucho más barato: por tan sólo 110 euros. Todo un chollo. Si estás interesado aquí puedes consultar las condiciones.

  • Share This