Mio Moov Spirit 735 TV

Mio Moov Spirit 735 TV

Los navegadores GPS están emprendiendo el camino contrario de los móviles que ofrecen posibilidad de navegación, y poco a poco se van incorporando funciones. Este navegador de Mio une además un reproductor multimedia y televisor TDT además de una gran pantalla y el nuevo software de navegación de Mio. En el caso de los móviles a veces la simple suma de posibilidades no producen un buen terminal, en el caso del 735 tendremos un excelente GPS con un buen reproductor y televisor portátil.

 

Muchos usuarios desconfían, y en la mayoría de las veces con razón, cuando en un mismo dispositivo se intentan integrar demasiadas funciones, porque algunas de ellas acaban por no responder a lo que se pide de ellas e incluso acaban por comprometer la calidad de la función principal que se supone que tiene que cubrir. Pero de cuando en cuando se encuentran verdaderas navajas suizas electrónicas que son capaces de hacer más de una cosa y hacerla bien. Es el caso del Mio Moov V735 TV.

 

 

 

Se trata de un navegador GPS que pertenece a la familia Moov Spirit y en el que destacan principalmente dos elementos: una generosa pantalla de 7 pulgadas y la incorporación de función de reproductor multimedia y de televisor TDT. Un modelo que recientemente acaba de ponerse a la venta en nuestro país a un precio, por otro lado, bastante interesante.

 

El diseño

 

Al entrar en el laboratorio tratamos al V735 TV con el escepticismo que reservamos para todos los dispositivos que incorporan funciones que se alejan de la suya principal. ¿Podría una pantalla destinada a la navegación GPS ofrecer imágenes de calidad al reproducir vídeo y televisión? ¿Sería la antena para TDT de suficiente calidad? ¿Se calentaría demasiado el dispositivo? ¿Cómo sería el sistema de sujección de un navegador de un tamaño tan imponente?

 

 

 

Las primeras dudas comenzaron a disiparse al desembalar la unidad. El 735, a pesar de tener una pantalla de 7 pulgadas, es sorprendentemente ligero y fino: solamente 320 gramos de peso y 16 milímetros de espesor.  La gran pantalla ocupa casi toda la superficie frontal, en la que se ha mantenido un diseño minimalista francamente elegante.

 

 

 

El siguiente elemento que llama la atención es el brazo de sujección. Plegado ocupa poco espacio, pero al extenderlo muestra un diseño robusto y que permite extenderse lo suficiente como para permitir su montaje en furgonetas o monovolúmenes. La ventosa, que luego pusimos a prueba, es también de generoso tamaño y dispone de una película adhesiva.

 

 

 

El resto de accesorios lo componen la tarjeta sintonizadora, el cable USB, el de alimentación y la antena externa para TDT. Ésta consiste en un cable terminado en una antena horizontal que puede sujetarse a una ventanilla o parabrisas con dos ventosas. También se incorpora el inevitable mando de infrarrojos con la tira plástica que permite que la pila no haga contacto hasta que vayamos a hacer uso del mismo.

 

Navegación

 

La prueba de montaje se solucionó en pocos minutos. Aunque el brazo articulado debe ser montado, no se tarda más que un par de minutos en hacerlo. La sujección al parabrisas es sencilla, así como la del navegador, que queda perfectamente fijado con una ranura que encaja verticalmente y se fija con una pestaña. Es cómodo de instalar y de retirar. Hay que tener cuidado en no extender demasiado el brazo si montamos la unidad en un turismo, porque podemos encontrarnos con el GPS demasiado cerca del conductor, y la pantalla de 7 pulgadas puede resultar engorrosa a corta distancia.

 

 

 

Al encender la pantalla la calidad de imagen nos impresionó. Buena visibilidad, sobre todo gracias al generoso tamaño de pantalla y a un filtro que permite visualizar la información de la pantalla con cualquier condición de luz, incluso con reflejos de luz directa. El menú de navegación Spirit se hace aún más sencillo de usar con una pantalla táctil tan grande.

 

 

 

Tras varias excursiones tanto en ciudad como en periferia en calles de reciente creación o en carreteras comarcales la navegación fue precisa. Muy útil el asistente de cambio de carril, sobre todo en autopistas de circunvalación. El inconveniente es que la información de cambio de carril en pantalla es tan buena que los ojos del conductor pueden verse tentados a atender a la pantalla, en vez de escuchar las instrucciones. La calidad de señal del GPS siempre fue buena, incluso entre edificios, y la rapidez en localizar satélites tras el primer encendido bastante reseñable.

 

 

 

El software incluye además la posibilidad de configurar rutas a pie, de encontrar lugares de utilidad como gasolineras o cajeros más cercanos e incluso guías turísticas. En la unidad que probamos solamente se encontraba instalada la de París y en inglés. Tanto el tamaño de los iconos, como la facilidad de uso en general nos han parecido por lo menos a la par con el líder en usabilidad, el Tom Tom.

 

En la unidad se han instalado durante un año de prueba la información de radares fijos. Para actualizar mapas y editar puntos de interés, se proporciona el software de Mio (solamente para PC con Windows) y un cable USB.

 

TV y multimedia

 

La otra personalidad del 735TV es la de reproductor multimedia y televisor portátil TDT. La primera vez que encendimos la unidad, no encontrábamos en los menús la opción para la visualización de programas de televisión. Resulta que la tarjeta sintonizadora se incorpora como elemento separado, en un sobre antiestático. Seguramente otros modelos del 735 serán actualizables para visualizar televisión digital gracias a una tarjeta similar adquirida aparte.

 

 

 

La instalación es realmente sencilla, solamente insertar la ranura en el lugar correspondiente y al siguiente encendido de la unidad aparece el tranquilizador menú de visualización de señales de televisión. El navegador dispone de una antena interna que permite visualizar programas en cualquier lugar, y otra que podemos instalar pegándola a un parabrisas o ventana mediante dos ventosas.

 

 

 

La diferencia entre las dos es muy grande. Si con la antena incorporada solamente pudimos sintonizar unos doce canales, utilizando la otra se sintonizaron todos los que era capaz de captar un televisor con sintonizador TDT conectado a la antena colectiva. En el menú principal también podemos acceder a la reproducción de archivos multimedia, tanto audio como vídeo, que se encuentren en la tarjeta MicroSD que podemos insertar en la ranura correspondiente.

 

 

El sonido del altavoz es suficiente para escuchar música o bandas sonoras si no se filtra demasiado ruido de la carretera, pero si esta es ruidosa puede ser conveniente utilizar unos auriculares. Este es uno de los pequeños peros de la unidad, la conexión de auriculares no es la estándar, sino de 2,5 milímetros, por lo que necesitaremos un adaptador. 

 

Como era lógico pensar, si utilizamos el reproductor o el televisor y el coche está en marcha el navegador nos avisa para preguntar si somos el conductor y si queremos seguir visualizando el programa o la reproducción.

 

Conclusiones

 

La verdad es que esa prueba la podríamos haber planteado por separado, como navegador y como reproductor / televisor digital, y en ambos casos el dispositivo hubiera sacado buena nota. Nos ha gustado mucho la calidad de la pantalla, aunque en ocasiones la pantalla táctil puede resistirse a la presión, no es nada a lo que uno no se acostumbre, más una cuestión de tacto (distinto, por ejemplo, al del iPod touch) que un verdadero defecto.

 

 

El funcionamiento como reproductor multimedia y como televisor nos ha convencido, con una sorprendente capacidad de sintonizar programas (siempre que utilicemos la antena adicional y no la incorporada en el navegador). Y por supuesto la calidad de navegación de Mio con su nuevo software que cada vez cosecha mejores críticas. En fdefinitiva un buen producto que auna por un precio muy razonable un navegador de gran pantalla y eficacia con un televisor y reproductor multimedia.

 

 

 

 

Las pruebas de calidad de imagen fueron excelentes, la sintonizadora es de buena calidad y la pantalla se mostró preparada a toda prueba. Tanto en contraste como en brillo la imagen se mostraron más que aceptables, casi diríamos que por encima del nivel de televisores de bolsillo de un precio similar al navegador. Solamente notamos algo de calentamiento a partir de la segunda hora de visualizar programas de televisión y en ningún caso con niveles preocupantes. Una excelente solución para unir navegación y ocio en un solo producto.

 

  • Share This