Hadopi en Reino Unido

Hadopi en Reino Unido
29 de octubre, 2009

Reino Unido prepara una legislación similar a la promovida por Sarkozy en Francia suspendiendo el servicio de Internet a los usuarios reincidentes en las descargas protegidas por copyright, según avanzó el ministro del ramo Peter Mandelson, en un foro de debate sobre los derechos de autor. La medida se aplicaría como última alternativa una vez que los usuarios hubieran recibido previamente dos cartas de advertencia. Los ISP reclaman que no son la policía de la Red y que la norma no funcionará. 

 

Mandelson explicó que “no espera que se produzcan suspensiones masivas del servicio. La gente recibirá dos notificaciones y si se llega al punto de desconectarles de la Red tendrán la oportunidad de recurrir”. El objetivo de la nueva legislación, que deberá contar con el visto bueno de la Unión Europea, es frenar a la gente que de manera habitual utiliza programas como BitTorrent y páginas web como The Pirate Bay para encontrar y descargar archivos.

 

 

Mandelson anunció además, una legislación menos estricta en materia de copyright, sobre todo si el material descargado se utiliza únicamente en el ámbito privado. El Ministro se declaró impactado por las cifras facilitadas por la industria, que estima que sólo una de las 20 canciones que se descargan en el Reino Unido se hacen pagando.

 

Claro que no se conoce cuantos pagarían por las descargas si no tuvieran posibilidad de descarga gratuita, ya que no se sostiene el argumento de la industria que equipara una canción descargada con una venta menos. A este respecto, Mandelson indicó que a la larga es necesario que la industria encuentre fórmulas nuevas y más baratas para descargar “legales” de contenidos por Internet.

 

La medida propuesta por el gobierno británico ya ha sido fuente de amplia polémica –igual que en Francia- e incluso algunos proveedores de Internet están dispuestos a ir a los tribunales ya que resaltan “no son la policía de la Red y la norma no funcionará en la práctica”.

 

 

Una medida así traerá consigo la pérdida de un derecho como el acceso a la Red, y de privacidad, ya que las redes serán espiadas, tanto a los “piratas” como a los usuarios “legales”. Además supondrá un boom del hackeo de redes inalámbricas Wi-Fi con consecuencias indeseables para sus propietarios.

 

  • Share This