HP Pavilion dv6-1250ss

HP Pavilion dv6-1250ss
4 de noviembre, 2009

Analizamos un equipo de HP orientado al mercado de consumo que destaca por su versatilidad y equilibrada configuración, basada en la plataforma Intel y con una tarjeta gráfica dedicada. El HP Pavilion dv6 es una propuesta que ofrece una interesante combinación de diseño, potencia y buen precio, una opción clásica para usuarios que buscan una máquina para todo, desde trabajar a navegar por la web o disfrutar de contenido multimedia.

Hace unos meses revisamos un modelo de HP Pavilion dv6 con microprocesador AMD que comparte diseño y gran parte de las especificaciones con el equipo que analizamos en este artículo. Los cambios estéticos son muy sutiles y la diferencia de precio se justifica por el procesador Intel y el disco duro de mayor capacidad.

Revisando la parte exterior del HP Pavilion dv6 encontramos materiales de alta calidad, un ensamblaje correcto y una estética elegante. El equipo ofrece una sensación de robustez sobresaliente y partes tan delicadas como la bisagra o el cierre de la pantalla están resueltos de manera brillante, garantizando la ausencia de problemas a largo plazo.

El teclado es muy cómodo y amplio.

En el interior del equipo tenemos a nuestra disposición un amplio teclado con pad numérico de un tacto fantástico -algo más duro de lo habitual en portátiles- y que permite escribir con precisión y comodidad durante horas. El material brillante que vimos en el modelo anterior ha sido sustituido por uno mate más resistente al uso, huellas y suciedad, a nuestro juicio mucho más adecuado.

Las opciones de conectividad incluyen HDMI y FireWire 800, algo poco habitual en estos precios.

En el apartado de conectividad el HP Pavilion dv6 obtiene un sobresaliente: cuatro puertos USB 2.0, eSATA, HDMI, VGA, FireWire 800, entradas y salidas de audio, una ranura para tarjetas ExpressCard de 54 mm y un lector de tarjetas 5 en 1 son argumentos más que suficientes para considerarlo una de las opciones más completas del mercado en su gama.

Además del amplio soporte para conectores estándar, HP incorpora un puerto propietario que sirve para usar las bases de expansión que comercializa la firma, útiles para usuarios que no piensan mover el equipo del escritorio habitualmente y quieran aún más opciones a la hora de conectar periféricos. Las posibilidades de conexión inalámbricas incluyen a WiFi 802.11 b/g y Bluetooth 2.0.

El equipo cuenta con un procesador Intel Core 2 Duo P7350 a 2 Ghz, 4 Gbytes de memoria RAM DDR2 (en dos módulos) y una tarjeta gráfica dedicada ATI Mobility Radeon HD 4530 con 512 Mbytes de memoria DDR3. El almacenamiento interno corre a cargo de un disco duro de 500 Gbytes.

El HP Pavilion dv6 incorpora una pantalla de 15,6 pulgadas con una resolución nativa de 1.366 x 768 píxeles que destaca por su excelente calidad a la hora de visualizar contenidos multimedia como películas o fotografías. La tecnología BrightView ayuda a conseguir unos negros más profundos (aunque de apariencia artificial) y un mejor contraste aunque sufriremos la penalización de los reflejos sobre todo si trabajamos en exteriores, algo que debería ser poco frecuente teniendo en cuenta las dimensiones y el peso del equipo.

El aspecto sonoro no suele pasar de aceptable en la mayoría de ordenadores portátiles. Afortundadamente no es el caso de la propuesta de HP que, gracias a un sistema de altavoces estéreo firmados por Altec Lansing ofrecen una calidad de sonido que rara vez hemos visto en un equipo de esta categoría, permitiendo disfrutar de música a volumen elevado sin aparente distorsión y con variedad de matices. Una agradable sopresa sin lugar a dudas.

El rendimiento del ordenador es notable en todos los campos y sólo tareas muy complejas como la codificación de vídeo en alta definición o pruebas sintéticas sobre la CPU consiguen ponerlo en aprietos. El procesador de doble núcleo y la generosa cantidad de RAM permite abrir varias aplicaciones al mismo tiempo sin mermas de rendimiento.

Con la suite PCMark Vantage obtuvimos una puntuación de 3.140, por encima de otras soluciones similares analizadas en el laboratorio. Merece la pena destacar la excentete puntuación en el apartado de juegos (2.901) y multimedia (2.671).

Los aficionados a los videojuegos podrán ejecutarlos con un razonable nivel de detalle gracias a la potencia gráfica del equipo y siempre que no hablemos de títulos especialmente exigentes. En términos generales hablamos de un equipo "todo terreno" que dificilmente decepcionará al usuario medio y que ofrece garantías para disfrutar de la informática durante unos años.

En tecnología portátil un gran rendimiento suele tener consecuencias funestas sobre la autonomía y, como esperábamos, este equipo no es la excepción. El equipo no supera las 2 horas y media en condiciones normales y sólo con los modos de ahorro (sacrificando rendimiento y brillo de la pantalla) superamos las tres. Especialmente llamativo es el consumo de la unidad DVD: en 116 minutos agota la batería por completo mientras reproducimos una película.


Conclusiones

El HP Pavilion dv6 es una máquina muy completa, perfecta para sustituir a nuestro antiguo ordenador de sobremesa o una portátil de hace unos años. Su potente configuración ofrece un rendimiento notable con las aplicaciones más habituales y la calidad de su pantalla y sistema de sonido iinvita a disfrutar de nuestros contenidos multimedia.

Con casi 3 kilos de peso y una autonomía muy escasa está claro que el hábitat natural del ordenador debe ser el escritorio y es ahí donde puede ofrecer un valor diferencial respecto a la competencia. Un equipo francamente recomendable para usuarios que necesitan una máquina versátil y potente a buen precio.

  • Share This