Mitos de Google y la privacidad

Mitos de Google y la privacidad
5 de noviembre, 2009

Aprovechando que Google ha presentado su Panel de control para conocer en todo momento el estado de nuestras cuentas personales de Google, dando así un gran paso adelante para que tanto la industria como los usuarios tengan una percepción mayor de transparencia y control sobre la información, es un buen momento para que desmontemos cuatro mitos que hay sobre Google y el manejo que hace de la información.

Google y la privacidad

Mito 1. Hay personas que leen tu Gmail para poder colocar anuncios relacionados

Como cualquier otro servicio de correo electrónico, Gmail usa un software para escanear los correos en busca de virus y spam. Gmail lleva a cabo también un escaneo automático mediante software para detectar palabra sueltas que sirvan para ofrecer anuncios que pueden interesar al usuario. Durante el proceso de escaneado, ninguna persona lee los correos enviados o recibidos. En Google piensan que sus usuarios prefieren ver anuncios que les pueden interesar antes que anuncios al azar. Además ese escaneado que se utiliza para los anuncios no difiere conceptualmente del que se realiza para los filtros de virus o spam.

Google y la privacidad

Mito 2. Google ha desarrollado un perfil mío basándose en el uso que hago de varios de sus servicios

Google no tiene un perfil exhaustivo de todo lo que un usuario hace con sus productos y servicios. La inmensa mayoría de la información que tienen es aquella que los propios usuarios han querido facilitar al registrarse en sus servicios. No desarrollan perfiles con la información de los usuarios, excepto en los casos en los que los usuarios tengan el control y puedan optar por no aparecer, como los que tienen una cuenta Google o el Administrador de preferencias de anuncios.

Google y la privacidad

Mito 3. Google Earth y Street View muestran imágenes de las personas en tiempo real

Los productos de Google basados en el geoposicionamiento, como Google Earth y Street View, usan imágenes que se actualizan con bastante periodicidad. Y aunque renuevan las imágenes a un ritmo diferente dependiendo de factores como la localización o la disponibilidad de las mismas, ninguna de las imágenes mostradas es en tiempo real. De hecho, muchas de ellas pueden llevar hechas meses. En Google Earth es posible comprobar cuánto tiempo tienen las imágenes. Basta con pasar el ratón por encima de un punto y si la fecha está disponible aparecerá en la parte izquierda de la barra de estado.

Mito 4. Google Chrome envía a Google toda la información que se teclea en la barra de direcciones

Google Chrome almacena información en el ordenador de los usuarios para mejorar la experiencia en Internet. Por ejemplo, Google Chrome recuerda las páginas que el usuario ha visitado. Esto hace que encontrar una web que ya se ha visitado sea más fácil en caso de que el usuario no recuerde la dirección exacta. Sin embargo, Chrome no envía todo lo que se teclea a Google. Aproximadamente sólo el 2% de las búsquedas son almacenadas y además se hace de forma completamente anónima con el objetivo de mejorar la función de “Sugerencias”. Y, por supuesto, Chrome permite desactivar todas estas funciones.

  • Share This