Privacidad y seguridad

Privacidad y seguridad
6 de noviembre, 2009

Concluye hoy en Madrid la XXXI Conferencia Internacional de Autoridades de Protección de Datos y Privacidad, el mayor foro mundial dedicado a esta materia y en el que participan más de mil personas de 83 países, con el conflicto entre seguridad y privacidad como centro del debate y con el objetivo de lograr una propuesta conjunta de estándares internacionales para la protección de la privacidad y de los datos de carácter personal que permitiera el desarrollo de un instrumento legal y vinculante

 

La secretaria estadounidense de Seguridad Interior Janet Napolitano, el ministro del interior español, representantes de agencias de protección de datos de 50 países y dirigentes de importantes compañías de Internet como Google y Facebook se reúnen estos días para participar en el foro Internacional sobre Privacidad que se está desarrollando en Madrid.

 


 

 

Seis sesiones plenarias y doce sesiones paralelas, se están sucediendo con la participación de más de noventa ponentes del ámbito político, tecnológico, empresarial e institucional a escala internacional, con el debate entre seguridad y privacidad como estrella del debate. Artemi Rallo, director de la Agencia Española de Protección de Datos, enumeró un ambicioso objetivo: “aprobar una propuesta conjunta de estándares internacionales para la protección de la privacidad y de los datos de carácter personal que permitiera el desarrollo de un instrumento legal, universal y vinculante”.

 

No sabemos si a las conclusiones del foro ese objetivo podrá lograrse aunque una de las compañías más criticadas en el tratamiento de datos, Google, ha dado un paso adelante con la activación de un Panel de control que centraliza todos los ajustes referentes a la privacidad de sus herramientas, como YouTube, Blogger, Gmail o Picasa, que desde ahora se podrán gestionar de forma unificada y trasparente.

 

 

“Creemos que éste es un gran paso hacia adelante y esperamos que contribuya a cambiar la percepción de la industria en cuanto a transparencia y control de información”, dicen desde la compañía, recalcando que, Google cree que los usuarios son los propietarios de sus propios datos”.

 

Buena medida que llega tras la advertencia de uno de los padres de Internet, Vinton Cerf, que en la conferencia de Madrid ha advertido en su intervención de que “la pérdida de privacidad puede desencadenar la pérdida de otros derechos”,  señalando la necesidad de establecer un diálogo a nivel mundial sobre la privacidad para así adoptar una perspectiva global.

 

 

Sin embargo, el congreso internacional termina cuando estos días el sistema SITEL de interceptación de comunicaciones español está en el frente de la polémica y desde la oposición se acusa al gobierno de mantener “una sociedad vigilada que le está ganando la partida a la libertad y a la intimidad de los españoles”, máxime cuando con los avances tecnológicos ha “multiplicado la capacidad que tiene el Estado para controlar la intimidad y el secreto de las comunicaciones”.

 

Es obvio que se necesitan medidas urgentes para cambiar la percepción del ciudadano que está a la vez desconcertado y desprotegido, tanto por el desconocimiento del tratamiento que las empresas hacen de sus datos personales, como por los manejos que los gobiernos -en aras de la socorrida seguridad nacional- realizan. Es obligado “perseguir a los malos”, pero para ello ¿es necesario espiar a millones de “buenos” en ocasiones sin la obligada salvaguarda judicial? El debate sigue abierto.

 

  • Share This