Acer Aspire Timeline 1820PT

Acer Aspire Timeline 1820PT
8 de noviembre, 2009

El fabricante líder en la venta de portátiles en nuestro país vuelve a la carga con un viejo concepto, el del Tablet PC, actualizado con un hardware a la última y gobernado por Windows 7. Nos ha gustado el Acer Aspire Timeline 1820PT, y es un paso más en la batalla por popularizar estos dispositivos, pero. a pesar de los esfuerzos del fabricante taiwanés -que ha desarrollado una especie de media center táctil- y a la pantalla multitouch, todavía quedan asignaturas pendientes.

El Acer Aspire Timeline 1820PT es un netbook que se convierte en Tablet PC con tan sólo girar la pantalla.

Hace un par de semanas asistimos al lanzamiento del primer netbook Tablet PC del fabricante taiwanés que arrasa por sus propuestas vanguardistas y ajustadas al bolsillo en nuestro mercado. Pues bien, después de disfrutarlo durante unos días, podemos decir que el Acer Aspire Timeline 1820PT es una alternativa muy seria para todos aquellos que, desde entornos domésticos, quieran experimentar en primera persona la experiencia Tablet actualizada con la incorporación de una pantalla multitáctil y gobernado por Windows 7, un SSOO que está plagado de nuevas funcionalidades para estos dispositivos. Y todo a un precio de escándalo para este tipo de ultraportátiles, entre 599 y 750 euros dependiendo de la configuración elegida.

Con esta tarjeta de presentación -precio competitivo y hardware y software a la última- no tenemos claro que sea un killer en el mercado de consumo entre otras cosas porque queda mucho por hacer en el terreno de los Tablets PC. Salvo el bloc de notas que nos permite incluir a mano alzada nuestros apuntes o el desarrollo propio TouchPortal que convierte el ultraligero en todo un centro multimedia gobernable a través de los dedos, hay una carencia grande de aplicaciones que justifiquen apostar por este tipo de máquinas frente a los exitosos netbooks. Pero, por 600 euros uno se puede permitir el lujo de probar esta experiencia.


Un ultraligero a la última que además es Tablet

Pero vayamos por partes. Una vez desembalado el Acer Aspire Timeline 1820PT, casi nada en su aspecto externo lo diferencia de un netbook convencional destinado al consumo. Qizá la bisagra central que convierte la pantalla en móvil y la permite girar -sólo por un lado- 180 grados para convertirse en un Tablet en toda regla. Esto obliga a incluir los conectores en los dos laterales del equipo.

La pantalla del Acer Aspire Timeline 1820PT gira por el lado derecho 180 grados hasta convertirse en un Tablet. Por lo demás es un netbook convencional con su teclado completo, touch pad, webcam integrada…

El equipo se comercializa en tres vistosos colores -negro, azul o rojo- y en varias configuraciones de almacenamiento (260 o 350 Gbytes de disco duro) e inclusión o no del módulo 3G interno. Nosotros probamos el modelo de 320 GB en color azul zafiro en versión todavía beta con teclado inglés. De hecho alguno de los fallos iniciales como la mala calibración de la pantalla son fruto de estas versiones para evaluadores.

El Acer Aspire 1820PT cuenta con una pantalla multitácil de 11,6 pulgadas que es el eje del equipo denominado por el fabricante como "convertible" por su facilidad de pasar de netbook a Tablet PC en cuestión de segundos. La pantalla, denominada por Acer CineCrystal cuenta con retroalimentación LED y ofrece una resolución HD de 1.366 x 768. Responde bien al tacto bien sea con los dedos o el puntero incluido aunque es importante calibrarla. El único pero son las huellas de los dedos que quedan marcadas en el TFT.

Con un peso de 1,75 kilos el Acer Aspire 1820PT se transporta bien y cabe en cualquier bolso o carpeta. Además cuenta con una buena batería de seis celdas de ion-litio que según el fabricante da autonomía de hasta ocho horas. Nosotros haciendo un uso intensivo de la máquina si hemos logrado cuatro horas largas lo que está bastante bien.

El Acer Aspire 1820PT convertido en Tablet. Navegar por Internet es toda una experiencia, como si estuviésemos ante todo un eBook.

El equipo está gobernado por el chip Intel Core 2 Duo SU7300 y cuenta con el chip gráfico Intel GS45 Express. La memoria DDR3 es de 4 Gbytes ampliable a 8 Gbytes, suficiente para mover Windows 7 con soltura. A nivel conexiones va bien armado con salida HDMI, 3 USB 2.0, VGA externa, audio, vídeo, red… Como hemos adelantado, los conectores se encuentran en los laterales, así como el botón de encendido.

En el terreno del almacenamiento dispone de un buen disco duro de 250 GB (también se puede elegir el de 320 Gbytes). Además cuenta con lector multitarjeta. El bluetooth y la conexión WiFi, gestionada por el nuevo Windows 7 es muy fácil de activar.

Para convertirlo en Tablet sólo hay que girar la pantalla. Se puede trabajar como pantalla panorámica o en posición vertical, idónea para navegar por la web.


Windows 7 y TouchPortal

Uno de los puntos fuertes de este Acer Aspire 1820PT es Windows 7. Obviamente, de Windows 7 no vamos a hablar a aquí. Ya hemos contado todas sus virtudes y defectos en un montón de especiales en MuyComputer como para seguir con el tema. Si es verdad que en este equipo de pantalla táctil que acepta gestos, este sistema operativo permite muchas más acciones espontáneas que en las anteriores versiones de Tablet PC. Así además del típico teclado en pantalla cuando actuamos en modo Tablet también podemos agrandar una foto abriendo los dedos sobre la pantalla o navegar por una página web como si leyésemos un eBook.

Otra cosa es TouchPortal, el software multimedia integrado por Acer para gestionar todos los medios y contenidos de forma táctil. Desde una pestaña en el lado superior derecho que tenemos en nuestra pantalla Windows tradicional accedemos a este menú donde podemos ver y editar nuestras colecciones de fotos, poner nuestra música o disfrutar de nuestras películas. También tenemos acceso a el navegador…

Este es el Touch Portal, una alternativa al Media Center para gestionar nuestros contenidos multimedia. Aquí vemos el módulo del bloc de notas.


Reproducir una película en el TouchPortal es tan fácil como seleccionarla con el dedo y pulsar.

A pesar de su facilidad de uso para nosotros el look y la forma de operar del TouchPortal es demasiado infantil. Claro que el usuario siempre puede elegir otro gestor de contenidos más tradicional como el media center o el iTunes pero sin la gracia de la gestión táctil.

Cuenta además con el pack tradicional de aplicaciones Acer para simplificar las tareas más rutinarias como gestión de la seguridad, WiFi, backup… Además integra PoweDVD y versiones trial de juegos, antivirus de Symantec y Office 2007 de Microsoft. La garantía ofertada es de 12 meses internacional.

Conclusiones: un Tablet para todos los públicos

Acer ha conseguido lo que hasta ahora ningún fabricante se había atrevido: poner en el mercado un Tablet PC por menos de 600 euros. Y esto ojo, teniendo en cuenta que dispone de Windows 7 Home Premium y un hardware de primera línea, bien integrado. Indudablemente, por este precio no se pueden pedir detalles de acabado de lujo, pero la presentación final es bastante decente. De hecho, si lo comparamos con el HP TouchSmart tx2 que evaluamos recientemente en nuestro laboratorio, sale ganando el Acer. Y es que el precio es casi la mitad por un hardware muy similar.

Dicho esto, y a falta de aplicaciones que popularicen esta plataforma, vemos un buen potencial en máquinas como el Acer Aspire Timeline 1820PT en entornos educativos. Y es que parece ser que los chavales son más proclives a utilizar los dedos para interactuar en vez del ratón. Para un mercado más profesional hace falta una versión más pontente y con un diseño más estilizado. Seguro que Acer nos sorprenderá en breve.

  • Share This