NBA Live 10, I love this game

NBA Live 10, I love this game
9 de noviembre, 2009

Electronics Arts lanza una nueva edición de su veterana saga coincidiendo con el inicio de la temporada NBA y repleta de detalles interesantes que harán las delicias de los amantes del basket. De forma análoga a lo que ocurre con el fútbol virtual, la saga de EA tiene en los títulos de 2K Sports una dura competencia que ha conseguido convencer a crítica y público en los últimos años, una "guerra" que, afortunadamente, estimula la evolución de ambas propuestas cada año.

Defense, defense!

Lo primero que notaremos al ponernos a los mandos del nuevo NBA Live es que la defensa ha cobrado una importancia fundamental en el desarrollo de los partidos. Como ocurre en un partido real ya no sera posible driblar a nuestros rivales y hacer un mate diferente para culminar cada ataque sino que deberemos mover el balón, pedir bloqueos y marcar jugadas si queremos finalizar nuestros ataques con canasta. El uso de recursos como el tiro exterior, el juego sin balón o las tácticas ofensivas se convierten en elementos clave que debemos dominar para llevar nuestro equipo a lo más alto.

La defensa es un elemento clave en un partido de baloncesto y Electronics Arts lo ha reflejado en el título haciendo más sencillas las interceptaciones, robos y tapones al tiempo que mantiene todos los recursos de ataque que ya ofrecía el título. El resultado son unos partidos mucho mas competitivos (recomendamos jugar en nivel all star o superior) en la que cada punto pasa de ser un mero trámite a todo un logro personal.

Los movimientos de los jugadores rebosan realismo.

En esta estrategia de equilibrio se incluyen tambien cambios en el tiro (ahora sólo usamos un botón y cómo modificador el stick derecho para hacer bandejas, mates, etc.), la excesiva superioridad de los movimientos en poste bajo (mucho menos determinante en esta ocasión) y las mejoras en el sistema de pase libre que aportan variedad a la hora de plantear los ataques.

En NBA Live seguirmos viendo el pick & roll o el stick de filigranas pero es necesario elaborar más las jugadas y, lo más importante, es muy divertido hacerlo. La defensa ha pasado de ser una mezcla de estadísitca y suerte a todo un arte que marcará la diferencia entre los grandes jugadores y los que se quedan en los aspectos más superficiales del título (basta hacer una incursión por el on-line para comprobarlo).

Aunque es justo reconocer el gran trabajo de EA en sólo un año NBA Live sigue acusando fallos en la física de la pelota más o menos evidentes y episodios tan extraños como jugadores que se paran repentinamente tras perder el balón. En todo caso son errores menores que, en general, no influyen en el disfrute del título pero que esperamos ver corregidos en futuras ediciones.

Modos de juego

A priori la opción más interesante del juego es la Dynamic Season, un modo en el que reviviremos los partidos de nuestro equipo favorito con datos reales de lesiones, estado de forma rachas, etc. Los apasionados de la NBA disfrutarán de esta posibilidad aunque es una lástima que nuestra interacción se limite únicamente al desarrollo de los partidos.

Se mantiene el completísimo modo dinastía (incluyendo los minijuegos de entrenamiento) y encontraremos de nuevo el campeonato del mundo FIBA (ya cuenta con 32 selecciones), una magnífica ocasión de disfrutar controlando los jugones de nuestra selección. Completan el abanico un modo playoff y el modo fantasía, donde podremos crear el equipo de nuestros sueños y competir con él.

Aunque gracias a las mejoras en el inteligencia artifical podemos disfrutar de grandes encuentros jugando contra la consola no cabe duda que la salsa de esté título es el modo on-line. Podemos participar en una liga on-line de hasta 30 equipos con reglas personalizadas, jugar amistosos rápidos o ponernos en la piel de nuestra estrella favorita en un partido de cinco contra cinco. Inexplicablemente, no hay rastro de las completas opciones de personalización y carrera que sí tenemos en el equivalente de FIFA 10, tendremos que esperar al año que viene para verlo.

Aspectos técnicos y valoración

No hay cambios relevantes en los gráficos (el motor es el mismo del año pasado) aunque sí se ha trabajado en pulir detalles como las equipaciones de los jugadores, el parecido de los rostros (el algunos casos casi fotográfico) o el público de las gradas. Las animaciones son muy suaves y cada vez son menos los casos de clipping o rutinas prefijadas extrañas. La ambientación de los partidos está cuidada hasta el último detalle proporcionando una sensación de inmersión fantástica.

Probamos el título en Xbox 360 y PS3. La consola de Sony presenta alguna caída de framerate en momentos puntuales, pero son prácticamente imperceptibles y no debería afectar a la jugabilidad. Por lo demás, ambas ediciones son idénticas.

El apartado sonoro, como suele ser habitual en títulos de EA Sports, está muy cuidado con temas musicales de calidad y sonidos ambiente espectaculares. Los comentarios están en castellano (a diferencia de su gran rival esta temporada, NBA 2K10) y su nivel es correcto, aunque a la larga se acaban repitiendo demasiado, sobre todo si hacemos toda una temporada completa.

Concluyendo, NBA Live 10 sigue en la senda correcta, ofreciendo una experiencia virtual cada vez más parecida a un partido real. Una fantástica opción para disfrutar del mejor baloncesto que ofrece diversión desde el primer minuto y una experiencia jugable muy atractiva: fácil de aprender, difícil de dominar.

  • Share This