Samsung, nuevos portátiles N y X

Samsung, nuevos portátiles N y X
12 de noviembre, 2009

Ya pudimos echarles un vistazo en el evento de conectividad al que nos invitó Samsung y ahora ya están presentados oficialmente en sociedad. La serie N, la nueva generación de netbooks, y los novedosa serie X, los atractivos ultraportátiles que están llamados a ocupar un segmento que Samsung y otras empresas esperan que sea muy importante en el futuro. Los serie N están equipados con los habituales Atom, mientras que la serie X con procesadores de doble núcleo de bajo consumo (excepto el X120).

Aunque ya pudimos tenerlos entre manos en la presentación dedicada a la conectividad a la que nos invitó Samsung, pero en la presentación realizada en Madrid para dar a conocer las nuevas series N y X de portátiles de la marca, la atención estaba sobre ellos y no tuvieron que compartir protagonismo con teléfonos móviles o cámaras. Se trata de la puesta de largo de dos series de portátiles, pero también la presentación de una apuesta conceptual y de mercado que parece que va a tener éxito.

En el caso de los netbook se de la serie N se trata simplemente de la continuación de la excelente serie N, un punto de referencia en el mercado de los netbook y que han recibido una renovación tanto en el diseño como en las prestaciones. Con los modelos N130 y N140, Samsung se asienta firmemente en el mercado de los netbooks con un modelo con precio muy asequible y otro en el que la autonomía es la protagonista.

El N130 es un Netbook basado en el procesador Atom N270 equipado con 1 Gbyte de RAM y 160 Gbytes de disco duro. Dispone de una pantalla LCD tipo LED de 10,1 pulgadas y amplias posibilidades de conectividad, con WiFi 802.11 g y n además de la posibilidad de integrar una tarjeta para la conexión a través de la red 3G. La autonomía de la batería puede llegar a las 7,5 horas. El teclado es excelente, con un 93% de tamaño con respecto a un teclado completo de un portátil tradicional.

Dispone de salida VGA, tres conexiones USB 2.0 y ranura 3 en 1 para tarjetas de memoria. Lo más notable del nuevo netbook es sin duda el precio: 299 euros por un netbook de última generación con una autonomía más que respetable. El peso es otro de los factores más sobresalientes: 1,26 Kilos lo convierten en el más ligero de su categoría.

El N140 también está basado en procesador Atom y sus características técnicas son idénticas a las del N130 y comparten teclado y tamaño y tipo de pantalla, pero aporta conexión Bluetooth y una batería más potente que llega a alcanzar las 11 horas de autonomía. Todo por un precio no muy superior a su hermano menor: 329 euros.

Tuvimos entre manos ambos equipos y lo cierto es que Samsung ha hecho un trabajo excelente en lo que respecta al acabado, mejorando incluso el del superventas NC10 de la anterior generación. Ambos portátiles equipan Windows 7 starter, que se mueve con suficiente soltura si no pretendemos grandes alardes como cargar gran cantidad de ventanas en el escritorio. Sobresaliente la velocidad de arranque, nos atrevemos a decir que superior que la del NC10 equipado con Windows XP que pudimos probar en el laboratorio.

Nos ha gustado la respuesta de la pantalla, de una claridad y definición envidiable y, como de costumbre, el tacto del teclado. Lástima que por espacio se haya sacrificado tanto la tecla de retorno de carro como la de borrado, que se coloca demasiado a la derecha para nuestro gusto. Poco ruidosos y el calentamiento tras una hora de uso no era molesto. Sobresaliente el esfuerzo en aligerar ambos equipos: 1,26 kilogramos permiten trabajar en casi cualquier situación.

En el caso de la serie X, Samsung está convencida que ocuparán una franja de mercado que hasta ahora se ha mantenido libre tanto por parte de los netbook como por parte de los ordenadores portátiles de formato clásico. No en vano la nueva serie de ultraportátiles la componen nada menos que tres modelos, desde el menos potente y más portátil X120 (casi un netbook por tamaño y peso) hasta el más potente X520 de 15,6 pulgadas pasando por el mediano, el X420 de 14 pulgadas.

La filosofía de la serie X está destinada a cubrir las necesidades de aquellos que esperaban algo más de prestaciones de sus netbooks pero no quieren gastar mucho más dinero ni renunciar a la movilidad o la autonomía de este tipo de portátiles. La respuesta la ha encontrado Samsung en la plataforma ULV de Intel, una arquitectura que permite mantener el consumo del equipo al mínimo pero proporcionando prestaciones aceptables sin disparar los costes.

El modelo de entrada de la serie X es el X120, un pequeño escalón con respecto a los netbook. Está equipado con procesador Celeron y una pantalla de 11, 6 pulgadas, un formato que le hace fácilmente confundible con un netbook, auque en prestaciones el Celeron del X120 impone sus galones frente a los menos potentes Atom de la serie N.

Tiene un perfil ultra-delgado, 25,4 milímetros, y pesa solo algo más que los netbook de la serie N, 1,36 kilogramos. El equipo es capaz de aguantar hasta 9 horas con la batería de 6 celdas opcional. En realidad cubre necesidades análogas a la de un netbook con prestaciones algo mejoradas y con un diseño más delgado. También ofrece conexión HDMI. Su precio es de 499 euros IVA incluido.

El X420 por su lado juega con ventaja en cuanto a prestaciones con su procesador de doble núcleo y su pantalla de 14 pulgadas, pero donde sobresale es en la cura de adelgazamiento. Es un equipo con tan solo 23,2 milímetros de grosor y un peso de 1,76 Kilos con la batería de seis celdas. Según los datos de Samsung, el más ligero de su categoría.

Su autonomía también alcanza las 9 horas, una marca importante que se ha marcado Samsung para permitir trabajar una jornada laboral entera sin necesidad de acercarse a un enchufe. El procesador de doble núcleo y 1,3 GHz está acompañado por una memoria de 3 Gbytes. Al igual que el resto de la gama X y N viene con Windows 7 preinstalado. Su precio es de 599 euros.

Finalmente el más grande de la familia, el X520, que luce una excelente pantalla de 15,6 pulgadas LED y un diseño cuidado basado en materiales semi-mate y acabados en cromo que comparte con el resto de la familia X. Se mantiene una autonomía de 9 horas para la batería, pero en este caso el peso aumenta hasta superar los dos kilos (una marca muy respetable para un portátil con este tamaño de pantalla).

Se incorpora un disco duro de 320 Gbytes y 4 Gbytes de memoria RAM. El procesador es el mismo que el del X420. El precio es de 649 euros. El aspecto de los portátiles de la gama X es impecable, da una impresión de calidad superior y al comprobar el peso y el escaso espesor, parece mentira que hasta hace poco portátiles con las mismas características costaran el doble.

  • Share This