Acer beTouch e200

Acer beTouch e200
16 de noviembre, 2009

El nuevo beTouch e200 de Acer es un smartphone basado en el recién lanzado Windows Mobile 6.5 que ofrece pantalla táctil y un teclado escamoteable numérico para la marcación telefónica en su parte inferior. Dispone de procesador de 528 MHz y memoria RAM de 256 Mbytes y está orientado al mercado de smartphones de precio medio/bajo. La competencia es dura, incluso dentro de los teléfonos basados en Windows Mobile donde HTC y Samsung plantean una dura batalla en cuanto a relación prestaciones/precio.

Los smartphones equipados con Windows Mobile 6.5 empiezan a llegar al mercado y Acer también se hace un sitio en esta nueva ola de dispositivos basados en el nuevo sistema de Microsoft. En este caso el modelo elegido por Acer para lucir el nuevo sistema es de un diseño peculiar, que mezcla una pantalla táctil y un teclado ocultable pero solamente numérico.

Este diseño refleja por un lado la tendencia actual de terminales táctiles y por el otro la elección de incorporar un teclado numérico coloca este modelo como ideal para aquellas personas que lo utilicen a menudo como teléfono, es decir, para realizar llamadas. Este diseño lo desmarca de otros modelos y hacen que sea una opción interesante para necesidades muy concretas.

El diseño

En este tipo de dispositivos, cuyo uso es muy intensivo, el diseño y la calidad de los materiales y de la construcción del teléfono son fundamentales. En este punto el beTouch 200 nos ha parecido excelente, tanto en diseño como en el tacto de los materiales, el mecanismo de apertura del teclado, la calidad de las teclas, el peso y el tamaño no tienen nada que envidiar a modelos de marcas más asentadas en el mundo de la telefonía.

El manejo es cómodo, y las teclas accesibles y con una buena respuesta. También nos ha parecido bueno el tacto de las teclas colocadas en la parte inferior de la pantalla, tanto el panel del cursor como las teclas para colgar o activar llamadas del teléfono. Muy bueno el tacto del teclado numérico extraíble y sobre todo nos ha gustado el tamaño de las mismas, perfecto para marcación rápida (aunque en la actualidad no solemos marcar demasiados números a mano).

El mecanismo es sólido y la sujección del teclado numérico es muy robusta, no da la impresión de poder doblarse o romperse fácilmente. En conjunto el diseño marca una línea claramente destinada al mercado profesional, austero pero con una imagen de solidez realmente bien conseguida en todos los detalles.

La pantalla de tres pulgadas es de buena calidad, aunque demasiado propensa a dejar marcadas las huellas de los dedos y con un tacto algo duro, por lo que el método ideal de interacción será el stilus incorporado en la parte superior, aunque no se trate del método más cómodo o inmediato. El brillo y el contraste son más que aceptables incluso con luz directa y los colores vivos, puestos a prueba con vídeos y fotografías. En cuanto a mostrar imágenes, la pantalla es de alta calidad.

Conexión y rendimiento

Al revisar las especificaciones del teléfono nos encontramos una sopresa, que al principio pensamos incluso que se trataba de un error. El teléfono no dispone de conexión WiFi, por lo que la conexión a Internet solamente se podrá realizar a través de la conexión 3G. Se trata de una decisión importante y a nuestro juicio errónea. Hay muchas situaciones (en la oficina, en casa, cerca de un punto de acceso…) en la que una conexión WiFi nos permite más velocidad de transferencia y ahorro de costes (aunque las tarifas "planas" de datos son cada vez más populares).

Una vez conectados a Internet (por 3G, qué remedio) encontramos accesibles fácilmente algunas opciones interesantes como la del acceso directo a redes sociales, a través del cual podremos utilizar Facebook, Flickr, YouTube y Blogger. Es un acceso sencillo, aunque no tendremos a nuestra disposición todas las posibilidades de estas aplicaciones.

Como navegador se incopora inevitablemente el Internet Explorer que hace, por otro lado, un buen trabajo. El entorno es el personalizado por Acer que permite acceder rápidamente a las funciones más utilizadas. En cuanto al rendimiento del teléfono como ordenador de bolsillo, nos encontramos con otra pequeña decepción. El rendimiento no nos ha dejado demasiado satisfechos.

Las aplicaciones de reproducción de vídeo, por ejemplo, mostraron problemas para mostrar contenidos de forma fluida. También hemos notado problemas en la respuesta de ciertas aplicaciones e incluso al hacer clic sobre aplicaciones hasta que éstas se abren. En los programas más ligeros (y más utilizados) como la agenda, este bajo rendimiento no se ha notado demasiado. En cualquier caso creemos que las especificaciones del teléfono quizás han sido demasiado justas para mover el sistema.

La cámara, activable mediante el clásico botón lateral, es de una calidad no demasiado alta y se sitúa en la media de la ofrecida por este tipo de dispositivos.

Conclusiones

El beTouch de Acer nos ha dejado con una sensación agridulce. Nos ha gustado la apuesta por un formato no convencional, nos ha gustado el diseño, la pantalla, el tacto de los materiales y el ensamblaje de los mismos, el teclado, el manejo… en general un terminal con un primer contacto impecable que por otro lado decepciona un poco al utilizarlo o por la ausencia de conexión WiFi y la respuesta algo lenta de sus aplicaciones.

Puede ser una elección correcta para personas que no utilicen aplicaciones muy exigentes con su smartphone y se conecte únicamente mediante redes 3G y quiera un terminal de aspecto austero y de buena calidad.

  • Share This