PDC 2009: Vista es lento

PDC 2009: Vista es lento
17 de noviembre, 2009

La conferencia de desarrolladores de Microsoft ya está en marcha, con Windows 7 y Windows Azure como protagonistas. En una de las primeras conferencias Mark Russinovich dejaba muy claro que el rendimiento de Windows Vista no es bueno. Se trata de un seminario especial o "boot camp" de Windows 7 donde expertos en el desarrollo del sistema operativo han hablado de las mejoras de Windows 7. Mark Russinovich, toda una autoridad, ha explicado por qué Windows Vista tiene prestaciones inferiores a W7.

Un año más y una nueva conferencia de desarrolladores de Microsoft (el PDC 2009). Quizás con menos expectación que la del año pasado, en la que se dieron muchos detalles sobre el nuevo Windows 7, pero con conferencias muy interesantes en las que serán protagonistas el ya maduro Windows 7 y, una vez más, la nube, con un Windows Azure que cada vez va tomando más forma.

Para calentar motores en el marco del PDC se organizó un seminario o "boot camp" sobre Windows 7 en el que han participado entre otros gurús Mark Russinovich, y en el que se han presentado más en profundidad los cambios a nivel de kernel y de manejo de memoria del nuevo sistema con respecto a Windows Vista, y la verdad es que la anterior versión de Windows no ha salido muy bien parada.

Una anécdota que hemos podido conocer a través de Betanews, ha dejado bien claro que Microsoft está pasando página y no le importa dejar a Vista a la altura del betún. Al comienzo de la conferencia Russinovich pidió que levantaran la mano todos aquellos que utilizaran Windows 7 a diario, a lo que todos los asistentes (unos 400 desarrolladores) alzaron las suyas. Luego pidió que levantaran las manos aquellos que seguían con Vista porque pensaran que era un buen sistema.

Antes incluso de que bajaran todas las manos de los asistentes y ninguna se alzara, Russinovich decía "ya, justo lo que pensaba". En su conferencia reveló que el reto de los desarrolladores de Windows 7 era el desarrollo de un sistema más compacto y ahorrador pero con mejores prestaciones. El resultado ha sido, según Russinovich, la primera versión de Windows que con una ocupación de memoria menor consigue añadir más funciones.

Una de las claves de que el sistema lograra este reto ha sido la de la escalabilidad. Por lo visto con Windows Vista no estaba previsto que los procesadores alcanzaran un número de núcleos tan alto en tan poco tiempo. En Windows 7 el número máximo de núcleos permitido es de 256, una cifra que parece suficiente para que Windows 7 no se quede corto como Windows Vista y esté preparado para los procesadores del futuro.

Además se ha mejorado la gestión del reparto y sicnronización de procesos de los distintos núcleos. En Vista este control está rígidamente centralizado, y el resultado es que un 15% del tiempo alguno de los núcleos se encontraba a la espera de que algún otro núcleo liberase su proceso. En Windows 7 esto se ha solucionado eliminado el "dispatcher lock" y se ha sustituido por once tipos distintos de bloqueo no centralizado.

También se volvió a hablar del "Timer coalescing", un proceso por el cual se minimiza el número de interrupciones del contador de tiempo que intervienen en el sistema. Así los procesadores están en reposo durante tiempos más largos. De esta forma el aprovechamiento de los procesadores es mucho más eficiente, lo que se traduce entre otras cosas en un ahorro de energía.

Landy Wang, un ingeniero del equipo de Windows 7, fue el encargado de ilustrar las mejoras en el manejo de memoria. Uno de los conceptos que quiso desterrar es que un sistema operativo que ocupa mucha memoria libre está mal optimizado. Sin embargo según Wang es mucho más eficaz utilizar toda la memoria posible, aunque no llenándola de datos que se están utilizando de forma inmediata.

En una de sus demostraciones abría el administrador de tareas de una máquina con 8 Gbytes de RAM y Windows 7 que solamente dejaba 97 Mbytes de RAM libres con un puñado de procesos en ejecución: "aunque no lo parezca, esto es bueno" señalaba Wang. Lo que hace el sistema es "poblar" la memoria con datos que prevé que vamos a utilizar, como parte del contenido de un disco lento, del ejecutable de una aplicación que utilizamos a menudo para poder ofrecer una mayor rapidez de respuesta: "usamos mucha memoria, pero la usamos de forma inteligente".

También se mostraron algunos trucos destinados a los desarrolladores sobre el uso de la novedosa barra de tareas de Windows 7 con sus jumplist y de las librerías, dos características que son fundamentales para que las aplicaciones desarrolladas para Windows 7 puedan sacarle todo el provecho. También se habló de la plataforma de sensores y localizaciones y las nuevas funciones Multitouch, otra de las funciones estrella del nuevo Windows 7.

  • Share This