ATI Radeon HD 5970 a escena

ATI Radeon HD 5970 a escena
18 de noviembre, 2009

AMD y su división de gráficos, ATI, han vuelto a demostrar su posición de privilegio con un nuevo lanzamiento en la gama ATI Radeon HD 5000. Ha llegado la que es la tarjeta gráfica más potente del mercado actual: la ATI Radeon HD 5970, una solución que incluye dos GPUs entre las cuales suman un total de 4.300 millones de transistores. Esta es tan solo una de las cifras mareantes que protagoniza una tarjeta que está pensada para gamers y que también tiene un elevado precio.

La monstruosa ATI Radeon HD 5970 llevaba semanas en el candelero, como demuestra nuestra cobertura de los detalles que iban apareciendo sobre esta nueva tarjeta de AMD/ATI (1, 2, 3), y por fin ha llegado al mercado para demostrar unas credenciales imponentes.

Esta veradera bestia de la computación ha recurrido a la misma táctica a la que NVIDIA recurrió con su GeForce GTX 295. Así, la nueva gráfica hace uso de la combinación en la misma placa (PCB) de dos GPUs, que en este caso son los núcleos Cypress que encontramos en las Radeon HD 5870.

A esas dos poderosas GPUs se les reduce algo la frecuencia de reloj para mantener el consumo y la disipación de calor bajo ciertos límites, pero sea como fuere contamos con una solución que hoy por hoy es la más poderosa del mercado de las tarjetas gráficas. Esa filosofía ha obligado a tener una tarjeta de una longitud extrema (¡30 centímetros!), y que de hecho hará necesaria una caja lo suficientemente amplia como para albergarla.

Diferencia clara de tamaño entre la 5850, 5870 y 5970.

Los análisis del rendimiento que están apareciendo en medios reputados como Tom’s Hardware, AnandTech o Guru3D demuestran que las prestaciones de este modelo son impresionantes, y de hecho en conclusiones con las de Guru3D indican que "la 5970 a menudo ni se despeinará [con los juegos de última hornada] ya que la tarjeta es demasiado avanzada para su tiempo". Sencillamente brutal, aunque también lo sea en su precio, de 599 dólares.

  • Share This