¿Es tan mala la calidad MP3?

¿Es tan mala la calidad MP3?
18 de noviembre, 2009

El formato MP3 lleva con nosotros ya 15 años, y durante todo este tiempo se ha debatido mucho sobre la calidad que proporciona y su validez frente a otras alternativas que teóricamente eran superiores pero que no han logrado imponerse. ¿Podemos realmente notar si la calidad del formato es tan mala como algunos dicen? ¿Es el formato MP3 lo suficientemente bueno? Son preguntas que se han planteado en un nuevo análisis que confirma que en general MP3 es una alternativa válida.

 

Hasta la fecha la única alternativa que ha logrado cierta popularidad en el mercado es el formato AAC, que ha tenido éxito gracias al apoyo incondicional de Apple en sus iPods e iPhones. Sin embargo la mayoría de servicios de distribución y venta de música on-line siguen apostando por la compresión en el formato MPEG-1 Layer 3, el nombre completo de lo que conocemos por MP3.

 

 

En TrustedReviews han realizado una extensa comparativa de la calidad de MP3 frente a otros formatos, y de hecho pusieron en marcha un “test a ciegas” que permiten a cualquier usuario escuchar dos trozos de una misma canción en dos formatos distintos para tratar de identificar cuál de ellos es el que está comprimido con MP3.

 

De hecho, en las pruebas compararon a MP3, un formato con pérdida -es decir, se pierde información auditiva al comprimir la canción- con un formato sin pérdida como el famoso FLAC, que durante años ha tratado de ser apoyado por audiófilos.

 

Y lo curioso es que el número de personas que respondieron al test correctamente fue prácticamente idéntico al que lo hizo de forma incorrecta. Aunque la base del estudio era limitada -apenas 7 u 8 personas del equipo participaron- quedó claro que aunque hay personas con un sentido del oído más sensible en la inmensa mayoría de los casos el formato MP3 es más que suficiente para ofrecer buena calidad.

 

De hecho, hicieron pruebas con dos tasas de compresión: las canciones a 192 Kbps ofrecieron una excelente calidad, aunque aún se notaron ciertos pequeños defectos. Pero al hablar de la tasa de compresión de 320 Kbps para un MP3 las diferencias desaparecen, y nadie -o casi nadie- podría apreciar realmente las diferencias con claridad. MP3 sigue siendo suficientemente bueno, a pesar de tratarse de un formato con pérdida.

 

  • Share This