Medion PC 7152

Medion PC 7152
20 de noviembre, 2009

Propuesta clásica pero no por ello menos interesante la de este Medion PC 7152: un ordenador de sobremesa potente, de diseño cuidado y con una hoja de especificaciones de alta gama. Basado en un procesador Intel de última generación y dotado de componentes punteros, el equipo de Medion va dirigido a usuarios que demandan un gran rendimiento para ejecutar aplicaciones complejas, realizar tareas pesadas o ejecutar videojuegos con razonable nivel de detalle.

El Medion PC 7152 se presenta en un cuidado embalaje y acompañado de todo lo necesario para su inmediata puesta en marcha. Se adjuntan manuales, teclado y ratón inalámbricos y CD con los drivers, además del imprescindible cable de alimentación.

Nuestro equipo venía con Windows Vista Home Premium 64 bits preinstalado, aunque suponemos que los que están disponibles para el público ya incluyen el nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 7.

La placa base del equipo viene firmada por Pegatron (fabricante que trabaja exclusivamente para OEM) y está gobernada por el conocido chipset Intel X58. Cuenta con soporte para triple canal de memoria DDR3, una tarjeta de sonido integrada 7.1 y posibilidades de ampliación correctas (se detallan en la ficha técnica adjunta) por si queremos añadir un segundo disco duro o una gráfica más potente.

El procesador es un Intel Core i7 920 a 2,66 GHz y con 8 Mbytes de caché L2. Basado en la arquitectura Nehalem es toda una garantía a la hora de afrontar las tareas más complejas y una solución idónea para este tipo de máquinas que ya analizamos a fondo en nuestro laboratorio técnico.

El Medion PC 7152 viene con una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GT 230 con un gigabyte de memoria dedicada, un disco duro SATA de 1 terabyte y nada menos que 12 gigabytes de RAM DDR3 a 1.066 MHz (en 3 pares idénticos de 2 gigabytes para aprovechar los beneficios del triple canal). La configuración básica la completa una regrabadora de DVD y una tarjeta Ethernet Gigabit.

La calidad de la caja es aceptable y, aunque está lejos de las propuestas que ofrecen los fabricantes más exclusivos, es robusta y no demasiado ruidosa. El montaje interior del equipo sí es mejorable, sobre todo en lo relativo a cableado y aislamiento. En todo caso se mantiene en los niveles del resto de equipos sobremesa "listos para enchufar" que hemos analizado en el laboratorio.

Tampoco nos terminan de convencer el teclado y el ratón inalámbrico incluidos de serie, de acabado pobre y poco precisos para un equipo de este nivel. Un punto claramente a mejorar.

Para medir el rendimiento del equipo utilizamos nuestra batería de pruebas habitual, además de ejecutar algunos de los videojuegos de éxito y realizar test sintéticos de codificación de vídeo o relativos a la potencia de cálculo del microprocesador.

Los resultados son notables en casi todas las áreas. La gráfica de NVIDIA se comporta bien siempre que no seamos muy exigentes con la resolución y el nivel de detalle. Títulos como CoD Modern Warfare, FEAR o Need for Speed Shift (por mencionar tres que hemos probado) se ejecutan con soltura y sin problemas de rendimiento, mantiendo detalles en nivel medio. En todo caso, y pensando en el medio plazo, hubiéramos preferido una alternativa más potente aunque estemos hablando de un sobremesa y siempre podamos instalar otra en el futuro.

En general tanto el sistema operativo como cualquier aplicación funcionan con una agilidad sobresaliente y la combinación de una micro tan potente con la generosa cantidad de RAM incluida le permite manejar escenarios multitarea sin mermas de rendimiento. Merece la pena destacar el buen comportamiento de la unidad de disco duro, rápida y muy silenciosa.

Conclusiones

Medion ofrece una solución de escritorio interesante, muy bien equipada y a precio razonable. Su rendimiento es muy elevado gracias al procesador de última generacion y la gran cantidad de memoira RAM que incluye pero puede quedarse corto para los jugones más exigentes. En este sentido sí que echamos en falta una tarjeta gráfica de gama alta que habría equilibrado la configuración de serie.

En cualquier caso, Medion plantea el producto como solución "lista para llevar" para consumidores que busquen una máquina de sobremesa potente y muy versátil, que les sirva tanto para trabajar como para disfrutar de contenidos multimedia o ejecutar videojuegos sin problemas y en ese terreno la propuesta es interesante. El equipo se vende en los centros MediaMarkt por 999 euros, IVA incluido.

  • Share This