Vodafone Módem HSUPA K3765

Vodafone Módem HSUPA K3765
23 de noviembre, 2009

Vodafone sigue apostando fuerte por el mercado de Internet móvil con una nueva solución para particulares. La propuesta de la operadora incluye un módem USB Huawei de última generación y una tarjeta SIM asociada a un contrato o a una modalidad prepago que nos permitirá conectarnos a la Red desde cualquier sitio y con una velocidad más que suficiente para realizar las tareas más habituales.

 


El módem es muy compacto y ligero.

 

En el pack de Vodafone encontraremos, además del modem USB y la tarjeta SIM, una breve y concisa guía de usuario profusamente ilustrada con las instrucciones para Windows y Mac OS X. No veremos ningún CD con drivers sino que se aprovecha la memoria interna del modem para incluirlos, de tal forma que basta enchufarlo a cualquier puerto USB libre para comenzar con la instalación.

 

El proceso es sumamente sencillo y en unos minutos estaremos navegando, tanto en Windows como en Mac. Vodafone Mobile Connect Lite (software propietario de la compañía) ha sido actualizado y luce un aspecto renovado, con una interfaz más intuitiva e iconos de acceso rápido en la barra de tareas (en la de menú en el caso de máquinas Apple). Realizamos nuestras pruebas en un PC con Windows 7 y un PowerBook G4 con Mac OS X 10.5 sin observar problema alguno.

 

 

 

 

 Con sólo introducir el PIN ya podemos comenzar a navegar.

 

Nos ha parecido especialmente interesante la opción de poder controlar el tráfico generado y de establecer límites (por tiempo o por consumo) en función de nuestras preferencias y teniendo en cuenta las condiciones de la tarifa contratada. De igual forma es posible priorizar conexiones 3G sobre GRPS o viceversa (por defecto el dispositivo selecciona automáticamente la mejor opción), muy interesante en determinados escenarios donde la cobertura no es estable.

 

 

 

El control de tráfico es muy fácil de usar.

 

La calidad de construcción del módem es notable y su diseño está mucho más cuidado que el de otros modelos que hemos probado en el laboratorio técnico. Cuenta con una ranura para tarjetas microSD, así que podemos usarlo también como dispositivo de almacenamiento. El dispositivo cuenta con un discreto indicador LED que nos proporciona información sobre el estado del dispositivo.

 

El módem USB K3765 está fabricado por Huawei (líder en este tipo de dispositivos) y ofrece como factor diferencial el soporte para el estándar HSUPA (High Speed Uplink Packet Access), un protocolo de transferencia de datos sobre redes móviles que mejora considerablemente la velocidad de subida respecto a soluciones similares (hasta 7,2 Mbps en bajada y 2 Mbps en subida). En la práctica esto supone una importante mejora de rendimiento cuando realizamos acciones que implican subida de datos a la Red como enviar correos con adjuntos pesados, subir fotos o usar FTP, por citar algunos ejemplos.

 

Realizamos pruebas de uso real con el dispositivo durante casi un mes. En nuestras instalaciones en el centro de Madrid el rendimiento es espectacular (evidentemente el excelente nivel de cobertura tiene mucho que ver) con una velocidad media de descarga de 3.617 Kbps (pico máximo 3.812 Kbps) y un promedio de subida de 1.727 Kbps (con un máximo de 1.822 Kbps). La latencia se mantuvo en 121 milisegundos de media.

 

Comprobamos también el rendimento de la conexión durante un viaje en AVE desde Madrid a Málaga (un escenario ideal para comprobar la calidad del producto) con excelentes resultados. El nivel de cobertura es notable durante todo el trayecto y sólo en algunos puntos tuvimos que pasar a GPRS (lenta para navegar por la web pero perfectamente válida para utilizar el correo electrónico o un lector RSS, por ejemplo), restableciéndose de forma automática la conectividad 3G cuando estaba disponible. En cualquier caso podemos utilizar la opción de priorizar una red sobre otra si necesitamos una conexión estable, aunque perdamos algo de velocidad.

 

 

 

 

Uno de los valores añadidos que ofrece Vodafone frente a sus competidores es la amplia cobertura de su red y, sobre todo, la considerable inversión realizada para ofrecer la máxima velocidad disponible a los usuarios. En los núcleos urbanos podemos obtener un rendmiento magnífico y sólo en lugares muy aislados o especialmente problemáticos (hay multitud de factores que afectan a la velocidad final de una conexión de datos móviles) tendremos más complicaciones.

 

El precio del pack en prepago es de 59 euros, una opción fantástica para usuarios que hacen un uso esporádico y no quieren un compromiso a largo plazo con la compañía. Si ya disponemos de un módem 3G libre, también es posible adquirir la tarjeta SIM con un bono para probar de durante una semana por 29 euros. Este bono nos ofrece tráfico ilimitado durante ese período de tiempo garantizando la máxima velocidad para el primer GB de descarga. Los clientes de Vodafone que quieran el nuevo módem para usarlo con su tarjeta pueden conseguirlo desde 0 euros por 750 puntos y en la web de Vodafone es posible encontrar información actualizada sobre los precios de los bonos de Internet prepago.

 

 

 

Conclusiones

La considerable inversión de Vodafone en la red móvil está dando sus frutos. Por fin podemos disfrutar de una conexión a Internet móvil de alta calidad, sin caídas y con un rendimiento aceptable para la mayoría de usuarios. Afortunadamente los precios también se van moderando y ya no es necesario firmar un contrato ni compromisos de permanencia para disfrutar de la Red en cualquier parte.

 

Merece la pena destacar la extrema facilidad de configuración y la calidad del software propietario que permite controlar con sencillez todos los parámetros de nuestra conexión. Sin lugar a dudas, una de las mejores soluciones de Internet móvil disponibles en el mercado.


Nota:
Las operadoras suelen actualizar los precios frecuentemente. Los datos proporcionados se basan en la fecha de publicación del análisis pero recomendamos visitar la web de Vodafone para obtener más información.

 

 

  • Share This