Google, gancho de una estafa

Google, gancho de una estafa
25 de noviembre, 2009

Desde hace unos días, una nueva oleada de correos spam está inundando las bandejas de entrada de millones de usuarios anunciando un supuesto premio millonario procedente de la Fundación Google. Los estafadores intentan seducir a sus víctimas pidiéndoles que rellenen un formulario donde se solicitan los siguientes datos personales: nombre y apellidos, fecha de nacimiento, sexo, dirección, nacionalidad, profesión, número de teléfono y fax. Deben hacerlo antes del 2 de diciembre para que la transferencia de dinero se realice sin problemas. La información será enviada a una sospechosa dirección de Gmail de un desconocido Reverendo Paul Wilson.

Google, gancho de una estafa

Ralf Benzmueller, director de G Data Security Labs, confirma que “obviamente es bastante improbable que la víctima reciba el dinero. Sin embargo, es mucho más probable que se utilicen sus datos personales para reclamar una y otra vez el pago de las tasas asociadas a la gestión de la operación. Los correos de este tipo deberían ser eliminados al momento”.

Google, gancho de una estafa

Imagen de un correo enviado a un usuario alemán (hacer clic para ampliar).

Los autores de este intento de estafa envían miles de correos electrónicos con una falsa notificación de premio en nombre de la Fundación Google. El lenguaje del propio correo electrónico contiene todo tipo de errores ortográficos y gramaticales y parece haber sido traducido del inglés con un programa de traducción automática. Para intentar dar credibilidad al asunto, a pesar de las evidencias que se desprenden del texto, los estafadores mencionan a varias compañías internacionales que participan en la Fundación Google, por ejemplo Microsoft, Carlsberg, Mercedes Benz, Coca Cola, Suisse Credit, Allianz, Volkswagen, Nokia y Siemens.

También a Barclays Bank PLC, que además se destaca como el “partner bancario” que realizará la transferencia a los diez ganadores de este suculento millón de euros.
G Data ha pretendido ser uno de esos afortunados y ha seguido las instrucciones enviadas en el mencionado correo electrónico. El resultado: era necesario pagar varios cientos de euros (entre 400 y 800, según los casos) para poder iniciar el proceso de transacción. G Data ha detectado también que los correos fueron enviados desde servidores en Sudáfrica, por lo que parece probable que esta nueva oleada de spam sea uno ejemplo más de los timos catalogados como “estafa nigeriana

Las estafa nigeriana se lleva a cabo por correo electrónico no deseado y se llama así porque buena parte de estos timos proceden de ese país. Los remitentes de estos correos, así como las indicadas como contacto, son a menudo anónimos y descaradamente extraños, por ejemplo online12345@providerXYZ.com. Los premios en metálico son un reclamo habitual. Normalmente se ofrecen grandes cantidades de dinero y se pide el pago de una cantidad por adelantado para acceder a esa inexistente fortuna. Respecto al contenido de los correos electrónicos, se les puede aplicar el dicho de “demasiado bonito para ser cierto" y a menudo presentan errores ortográficos y/o gramaticales.

  • Share This